19 de marzo 2019 | Devoción Matutina para Menores | ¿Había corrales para los caballos en los tiempos bíblicos?

No, no existían corrales solos o aislados. Lo que había eran caballerizas o establos (2 Crónicas 32:28). Eran refugios cubiertos para albergar y alimentar a los animales domésticos (caballos en particular, y ganado en general). En Palestina, la “caballeriza” casi siempre formaba parte de la casa del dueño.

Cierta vez, el profeta Amos tenía un mensaje que comunicar al pueblo de Israel y miró a su alrededor para ilustrarlo. Entonces vio el andar de los caballos que podían trotar, galopar y correr. Pero no podían trepar una montaña pues sus patas no tienen fuerza, ya que están cubiertas de huesos, tendones, cartílagos, pero no de músculos.

Lee más en la Biblia, Amós 6:12.

Entonces, le enseñó lo siguiente al pueblo de Israel: así como los caballos no pueden trepar las peñas, tampoco nosotros somos capaces de hacer todas las cosas. No somos perfectos, estamos limitados. Pero hay algo que sí podemos hacer y es amar a Dios con todo nuestro corazón. El texto bíblico dice así: “Pondrá la marca de la alianza en el corazón de ustedes y en el de sus descendientes, para que lo amen con todo su corazón y con toda su alma, a fin de que tengan vida” (Deuteronomio 30:6).

Desafío: Recorta papeles rojos de diferentes revistas y diarios. Pégalos en otro papel, formando un corazón. Abajo, escribe “Yo amo a Dios”.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2019

PREGUNTAS GRANDES Y PEQUEÑAS

Stella M. Romero

Lecturas Devocionales para niños 2019

Compartir
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*