19 de julio 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Anónimo

“El miedo tocó a la puerta, la fe salió a abrir, y el miedo ya no estaba”.

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

 

“Durante siete días vivirán bajo enramadas. Todos los israelitas nativos vivirán bajo enramadas, para que sus descendientes sepan que yo hice vivir así a los israelitas cuando los saqué de Egipto. Yo soy el Señor su Dios” (Lev. 23:42,43).

 

Las vacaciones en familia son una oportunidad de generar recuerdos felices de momentos pasados juntos. Esperamos que nuestros hijos crezcan y digan: “Mamá, ¿te acuerdas de la vez en que miramos el atardecer sobre el Gran Cañón y cantamos ‘Kumbaya’ tomados de la mano? Gracias por hacer que eso fuera posible”.

¡Ja! No nos engañemos. Es más probable que digan: “¿Gran Cañón? ¿En ese lugar fue donde se me acabó la batería del Nintendo Switch y estábamos tan aburridos que hablamos sobre los diferentes colores de tierra?”

Tengo recuerdos de cuando íbamos a acampar con mi familia. Dormíamos en carpa, para estar en contacto con la naturaleza. Esto generalmente es algo bueno… a menos que estés tratando de dormir, y un trozo de naturaleza se asome a través del piso de la carpa y se te clave en la espalda.

Quizá también te sientas demasiado cerca de la naturaleza si estás en un lugar donde hay osos.

Recuerdo que fuimos de campamento al Parque Nacional Yellowstone, donde el lema es: “No vengas llorando a pedir ayuda. Te dijimos que no alimentes a los osos”. Yo era solo un muchacho en ese entonces y me reconfortaba tener a mis padres a ambos lados en la pequeña carpa. Pero la experiencia fue diferente para mi abuela, que nos había acompañado en ese viaje.

Ella experimentaba un poco de tensión entre el llamado de la naturaleza durante la noche, y el miedo a cualquier cosa de la naturaleza que pudiera estar esperando en la oscuridad entre la carpa y el baño. Finalmente, resolvía la lucha levantando la esquina de la carpa, alumbrando con su linterna como un faro de aeropuerto, y tarareando fuerte: “Más cerca, oh Dios de ti”. En el Juicio Final, tendremos que responder ante Dios por no acompañar a la abuela al baño. Es solo que sentíamos que teníamos más por lo cual vivir.

Dios de hecho les dio a los judíos una celebración anual que se asemeja mucho a un campamento. En el otoño, se realizaba la Fiesta de los Tabernáculos. Durante la fiesta, ellos acampaban en chozas y recordaban cómo Dios proveía para todas sus necesidades.

Cuando confías en que Dios proveerá para tus necesidades, realmente puedes tomarte unas vacaciones de las preocupaciones y el estrés. Solamente, no acampes demasiado cerca de los osos. Kim

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*