19 de enero | Devocional: La maravillosa gracia de Dios | Abarca todo el mundo

Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra. Salmos 2:8.

“El campo es el mundo”. Mateo 13:38. Comprendemos lo que abarca este dicho mejor que los apóstoles que recibieron el mandato de predicar el Evangelio. El mundo entero es un vasto campo misionero.—Obreros Evangélicos, 27.

La terrible condición del mundo parecería indicar que la muerte de Cristo fue casi en vano, y que Satanás triunfó… Pero no hemos sido engañados. No obstante el aparente triunfo de Satanás, Cristo está llevando a cabo su obra en el santuario celestial y en la tierra…

El solemne y sagrado mensaje de amonestación debe proclamarse en los campos más difíciles y en las ciudades más pecaminosas, en todo lugar donde no haya brillado todavía la luz del gran triple mensaje. Cada uno ha de oír la última invitación a la cena de bodas del Cordero. De pueblo a pueblo, de. ciudad a ciudad, de país a país, debe irse proclamando el mensaje de la verdad presente, no con ostentación externa, sino con el poder del Espíritu.—Ibid. 26, 27.

Antes de que el hombre pueda pertenecer al reino de Cristo, su carácter debe ser purificado del pecado y santificado por la gracia de Cristo… Cristo anhela manifestar su gracia y estampar su carácter y su imagen sobre todo el mundo. Le fueron ofrecidos los reinos de este mundo por aquel que se rebeló en el cielo, para comprar de este modo su homenaje a los principios del mal; pero él vino a establecer un reino de justicia y no pudo ser comprado; no había de abandonar su propósito. Esta tierra es su herencia adquirida, y quiere que los hombres sean libres, puros y santos… Aunque Satanás obra por medio de instrumentos humanos para impedir el propósito de Cristo, todavía han de lograrse triunfos por medio de la sangre derramada en favor del mundo, que glorificarán a Dios y al Cordero. Su reino se extenderá y abarcará todo el mundo… Cristo no quedará satisfecho hasta que la victoria sea completa. Pero “verá del trabajo de su alma y será saciado”. “Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria”. Isaías 53:11; 59:19.—The Review and Herald, 18 de agosto de 1896.

========================

DEVOCIONAL

LA MARAVILLOSA GRACIA DE DIOS

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*