19 de diciembre 2021 | Devoción Matutina para Adultos 2021 | ¿Cuándo cumples años?

“No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene una gran recompensa, pues os es necesaria la paciencia, para que, habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa” (Hebreos 10:35, 36).

Hoy no es el día de mi cumpleaños. Yo celebro en junio el nacimiento físico y en agosto el del bautismo. Pero un día como hoy celebro que volví a nacer.
Fue el 19 de diciembre de 2007, viajando en auto con el pastor Víctor Peto desde Bahía Blanca a Buenos Aires. Regresábamos de cumplir nuestra misión por el sur argentino. Eran las cinco de la tarde y estábamos ya casi en la mitad de un viaje de setecientos kilómetros. De pronto, una situación inesperada: el vehículo en que íbamos se cruzó de carril, pasó con las ruedas en el aire sobre el pretil de un pequeño puente y después de dar varios vuelcos en el desnivel del costado de la ruta quedamos en posición normal.
Salimos del auto por nuestros propios medios, al mismo tiempo que los primeros vehículos se detenían para prestar su auxilio. El auto estaba irreconocible, así que la primera pregunta que oímos fue: “¿Y dónde están los que se accidentaron?”. “Somos nosotros”, respondimos. Entonces, escuchamos frases del tipo “Si no creen en Dios, van a tener que creer”, “No sé cuándo cumplen años, pero de aquí en adelante festejen este el día”.
Las pericias policiales afirmaron que se veían las huellas de las ruedas de la derecha, pero no las de las ruedas del lado izquierdo. De haber caído el auto nos habríamos incrustado en el cemento, pero alguien sostuvo el vehículo. Pudimos agradecer a Dios y testificar ante ellos del amor y poder del Señor. Nos llevaron a un hospital por unos estudios, en un par de horas nos dieron el alta. Al día siguiente, ya estábamos trabajando. Uno de los médicos que nos atendió, ya en Buenos Aires, dijo que nunca había visto a nadie tener un accidente así, y seguir trabajando al día siguiente. Es que estábamos agradecidos, alabando y sirviendo a Dios.
La vida está llena de milagros,
desde el nacimiento físico, el espiritual
y el cuidado permanente de Dios.
Muchas veces ese cuidado
es tan percibido como explicable;
y otras tan inexplicable como desapercibido.
No pierdas hoy tu confianza, que tiene
una recompensa eterna y ese día
dejarás de cumplir años no por quedar
inerte en la tierra, sino por vivir
perenne en el cielo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021



(1445)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*