18 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Proverbio africano

“Una mano no puede lavarse a sí misma”

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

 

“Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese si que está en problemas”(Ecl. 4:9,10, NTV).

 

La familia Gongol estaba en un vuelo de lowa a Colorado luego de visitar a sus familiares para Navidad. Pero ese resultó no ser un vuelo normal.

 Media hora después del despegue, notaron que los motores del Boeing 737 se apagaron y que la aeronave comenzaba a girar. Por el sistema de altoparlantes, una azafata preguntó si había algún médico a bordo. Se oyeron más pedidos de asistencia médica, y la familia Gongol vio que las azafatas iban de prisa hacia la primera clase.

Alguien en el frente del avión estaba en problemas. Pero ¿quién? Entonces, se oyó otro mensaje por Los parlantes. “¿Hay algún piloto no comercial a bordo?

Por favor, use su timbre de llamada”.

Inmediatamente, Mark Gongol se dio cuenta de que el paciente era el piloto.

Miró a su esposa. Ella asintió, y él presionó el botón. Al llegar a la cabina, vio que cuatro azafatas estaban cuidando del capitán de la aeronave, quien parecía estar teniendo un ataque cardíaco.

-¿Quién eres? -preguntó la mujer en el asiento del copiloto.

-Soy un piloto -respondió Mark.

-¿Oué vuelas?-preguntó ella.

-Soy de la Fuerza Aérea. Vuelo bombarderos B-l.

La entrevista de trabajo había terminado.

-Toma asiento -dijo la copiloto. Le dijo que se ocupe de la radio y las listas de control mientras hacían un aterrizaje de emergencia en Omaha. Los dos estaban atareados con la presión de la cabina, el control de tráfico aéreo y

programando el autopiloto. A unos 150 metros, la copiloto tomó el control absoluto y aterrizó el Boeing 737 con toda seguridad.

El piloto finalmente se recuperó y todo el episodio terminó con sonrisas.

Mark fue una de las personas que hizo que ese final feliz fuera posible. Pero la copiloto fue una heroína a su manera. Ella tenía las habilidades para aterrizar el avión sola; sin embargo, no fue demasiado orgullosa para pedir asistencia, lo que ayudó a garantizar La seguridad de todos los que estaban a bordo. Se necesitaron dos tipos de héroes ese día: uno que estuvo dispuesto a ayudar, y uno con La humildad de pedir ayuda. Kim

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*