17 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Antorchas en la oscuridad

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca” (2 Ped. 1:19, RVR).

 

“Busqué al Señor, orando y llorando. Desde el fondo de mi alma, clamé: ‘Oh, Señor, muéstrame que me amas con amor eterno’. Entonces escuché repetidas mis palabras como en un eco: ‘Yo te amo con amor eterno’. Me acosté y, al despertar al día siguiente, la paz inundaba mi ser. El Señor me aseguró: ‘Te amé cuando vivías en pecado, te había amado antes y te amaré siempre'”. Estas palabras las escribió John Bunyan, autor de El progreso del peregrino y predicador de gran éxito.

En otra ocasión, este destacado cristiano que ha dejado huella hasta el día de hoy, dijo: “Yo me admiraba de cómo La gente se esforzaba por conseguir bienes terrenales, como si esperaran vivir aquí eternamente. Si hubiera tenido la segundad de la salvación de mi alma, me hubiera sentido rico, aun cuando no tuviera ni para comer más que frijoles”, John Bunyan (1628-1688) fue una antorcha en la oscuridad. Y por predicar las nada populares verdades del evangelio, acabó en la cárcel. Aunque su condena no fue a mucho tiempo de cárcel, finalmente tuvo que pasar en ella doce años, pues se la extendieron porque no dejaba de predicar. Dentro y fuera de la cárcel, John Bunyan siempre fue una antorcha en la oscuridad, así como lo fue también su obra escrita.

La Biblia nos habla de una antorcha que tenemos hoy a nuestra disposición: la palabra profética; la Biblia. Haríamos bien en estar atentas a ella. Aunque hoy las antorchas parecen extraños objetos del pasado, el concepto que representan sigue siendo totalmente comprensible. Una antorcha era imprescindible en épocas pasadas para poder hacer algo productivo en la oscuridad de la noche. Del mismo modo la profecía y las Sagradas Escrituras son imprescindibles para que hoy podamos entender el tipo de huella que Dios quiere que dejemos en este mundo. Ser productivas a favor del evangelio es el llamado más elevado al que podemos aspirar.

Las personas que a lo largo de la historia fueron antorchas humanas, luces para Cristo, se caracterizaron por ser personas de oración, de fe, de muchísimo estudio de la Palabra de Dios, y vigorosos predicadores de ella. Es nuestro privilegio recoger el testigo que ellos dejaron y ser una luz para el mundo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*