17 de mayo | Devocional: Conflicto y Valor | Un padre apocado

 

1 Samuel 2:22-36.

 

La iniquidad de la casa de Elí no será expiada jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas. 1 Samuel 3:14.

 

Elí no administró su casa de acuerdo con los reglamentos que Dios dio para el gobierno de la familia. Siguió su propio juicio… Muchos están cometiendo ahora un error semejante. Creen conocer una manera mejor de educar a sus hijos que la indicada por Dios en su Palabra. Fomentan tendencias malas en ellos y se excusan diciendo: “Son demasiado jóvenes para ser castigados. Esperemos que sean mayores, y se pueda razonar con ellos”. En esta forma se permite que los malos hábitos se fortalezcan hasta convertirse en una segunda naturaleza. Los niños crecen sin freno, con rasgos de carácter que serán una maldición para ellos durante toda su vida, y que propenderán a reproducirse en otros.—Historia de los Patriarcas y Profetas, 625, 626.

En contraste con la historia de la fidelidad de Abrahán, y las palabras de alabanza dichas acerca de él, está el relato que nos habla de Elí, quien mantuvo a sus hijos en el cargo mientras estaban cometiendo grandes iniquidades. Aquí hay una lección para todos los padres… El mal, sin freno, fue tolerado por Elí. El resultado fue un pecado que no sería expiado jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas.—Carta 144, 1906.

Mientras algunos yerran por el lado de la indebida severidad, Elí se fue al otro extremo… Pasó por alto sus faltas cuando eran niños, y las excusó en los días de su juventud. Las órdenes de los padres no eran tenidas en cuenta, y el padre no exigía obediencia.

Los hijos vieron que podían tomar las riendas y aprovecharon la oportunidad. A medida que crecían en edad, iban perdiendo todo respeto por su padre apocado. Continuaron en el pecado sin frenos. El los reconvenía, pero sus palabras eran desoídas. Cometían diariamente pecados obscenos y crímenes repugnantes, hasta que el Señor mismo visitó con juicio a los transgresores de su ley…

El mismo Señor decretó que por los pecados de los hijos de Elí no se haría jamás expiación mediante sacrificio u ofrenda. ¡Cuán grande, cuán lamentable, fue su caída! Hombres sobre los que descansaban responsabilidades sagradas, proscriptos, excluidos de la ley de misericordia por un Dios justo y santo. The [144] S.D.A. Bible Commentary 2:1009, 1010.*

 

DEVOCIONAL: CONFLICTO Y VALOR

Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*