17 de junio | Devocional: Recibiréis Poder | Llenos del espíritu

Y los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo. Hechos 13:52.

La obra del Espíritu Santo es inconmensurablemente grande. De esta Fuente los servidores de Dios reciben poder y eficiencia. El Espíritu Santo es el Consolador y, al mismo tiempo, es la presencia personal de Cristo en el creyente. Gracias al Espíritu, el que contemple a Cristo con la fe simple de un niño participará de la naturaleza divina. Al ser guiados por el Espíritu de Dios, podemos comprender que en él somos perfectos gracias a aquel que es la cabeza de todas las cosas. Del mismo modo como Cristo fue glorificado en los días del Pentecostés, también lo será cuando culmine la obra del evangelio, ocasión en que él preparará a cada creyente para la prueba final que vendrá al finalizar el gran conflicto.

Cuando la tierra sea iluminada con la gloria de Dios, veremos una obra similar a la que realizaron los discípulos, quienes, al recibir al Espíritu Santo en plenitud, fueron llevados a predicar con poder acerca del Salvador resucitado. La luz del cielo penetrará en las oscuras cámaras de la mente de los que fueron engañados por los enemigos de Cristo. Esto les permitirá rechazar una falsa representación suya. Gracias a la virtud del Espíritu Santo, también podemos contemplar al exaltado Príncipe y Salvador que dio a Israel arrepentimiento y remisión de sus pecados. Cristo fue glorificado gracias al poder del Espíritu Santo, que ahora también habita en el creyente.

La revelación de Jesús por medio del Espíritu de Dios les hizo sentir su poder y majestad, que los llevó a estrechar por fe la relación con él al punto de expresar: “Yo creo”. Esto sucedió en los días de la lluvia temprana; pero en la lluvia tardía será mucho más abundante. El Salvador será glorificado, y la tierra será iluminada con la gloria de los brillantes rayos de su justicia. Él es la fuente de la luz, y la luz procedente de los portales entreabiertos han estado brillando sobre el pueblo de Dios, para que puedan exaltar su glorioso carácter delante de los que aún permanecen en la oscuridad.—The Home Missionary, 1 de noviembre de 1893.

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*