17 de julio 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Luis Pasteur

¡En ningún otro hay salvación! Dios no ha dado ningún otro nombre bajo el cielo, mediante el cual podamos ser salvos. Hechos 4:12.

José Meister, de nueve años de edad, fue atacado por un perro rabioso, el 4 de julio de 1885, cuando regresaba a su casa de la escuela. El muchacho había caído al suelo y fue mordido en catorce diferentes lugares antes que un albañil acudiera en su ayuda y ahuyentara al perro rabioso.

-Hay solo un hombre en este mundo que puede salvar a su hijo -le dijo el médico a la afligida madre mientras le limpiaba las heridas-. Se llama Luis Pasteur, y vive en París.

Dos días más tarde, José y su mamá llegaron al laboratorio de Pasteur. -¡Por favor, ayude a mi hijo! -le rogaba la Sra. Meister-, Mi médico me dijo que usted puede curar la rabia.

-Madame, solo he tratado a perros con mi vacuna -respondió Pasteur-, ¿Qué si perjudico a su hijo en lugar de ayudarlo? Es sumamente peligroso. ¿Estaría dispuesta a correr ese riesgo?

-Usted es mi única esperanza -dijo la madre y rompió en llanto-. ¡No conozco otro lugar donde ir!

-Regrese a las cinco de la tarde -le pidió Pasteur.

Necesitaba tiempo para decidir. Pasteur consultó al Dr. Vulpian, quien estaba familiarizado con sus experimentos, y le preguntó:

-¿Debo darle el tratamiento al chico? ¿Qué pasaría sí muere?

-¡Con seguridad morirá sí no le da el tratamiento! -dijo el Dr. Vulpian-, ¡Su deber, doctor, es tratar de salvarle la vida!

Esa tarde, José recibió su primera inyección. Durante los siguientes diez días, recibió once más. ¡Qué alivio sintió Pasteur cuando se recuperó el chico!

Pronto Pasteur empezó a recibir pacientes de toda Europa. En cierta ocasión, acudieron a él 19 rusos que habían sido mordidos por un lobo rabioso. Pasteur era su única esperanza. Si hubieran ido a otra parte habría sido una necedad, ¿no lo crees?

Jesucristo es la única esperanza de salvación de este mundo. Él tiene el único remedio para el pecado. Aun así, millones de personas lo buscan a través de otros nombres: Buda, Mahoma, Krishna, Sai Baba, Rajneesh, y tantos otros así llamados hombres santos. Buscan inútilmente: Cristo es el único Médico y Salvador. ¿Has acudido a él hoy?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*