17 de agosto | Devocional: Una religión radiante | Placeres engañosos: el conocimiento del mal

«Al ver la mujer que el árbol era bueno para comer, agradable a los ojos y deseable para alcanzar la sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido, el cual comió al igual que ella». Génesis 3: 6

LA VOLUNTAD DE Dios que Adán y Eva no conocieran el mal. El conocimiento del mal, del pecado y sus resultados, del trabajo agotador, de la ansiedad, el desánimo y el sufrimiento, del dolor y la muerte, les había sido evitado por amor. Mientras Dios buscaba el bienestar del ser humano, Satanás procuraba arruinarlo. […]

‘ Satanás pretendía hacerles creer que el conocimiento del bien mezclado con el mal sería positivo, y que al haberles prohibido que comieran del fruto del árbol Dios los estaba privando de grandes beneficios. Argumentaba que el Señor les había prohibido probarlo a causa de las maravillosas propiedades que tenía para impartir sabiduría y poder, que de ese modo trataba de impedir que alcanzaran un desarrollo más elevado y que fueran más felices. […]

Cuando Eva vio que «el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y deseable para alcanzar la sabiduría […] tomó de su fruto, y comió». Era de sabor agradable, y a medida que se lo iba comiendo, le parecía sentir un poder vivificador y se imaginó que alcanzaba un estado superior de existencia. Una vez que hubo pecado, se transformó en tentadora de su esposo, «el cual comió al igual que ella» (Gén. 3: 6). «Se les abrirán los ojos», había dicho el enemigo; «y llegarán a ser como Dios, conocedores del bien y del mal» (vers. 5, NVI). Ciertamente sus ojos fueron abiertos, ¡pero qué triste resultado!. — La educación, cap. 3, pp. 23-25.

Si Adán y Eva no hubieran tocado el árbol prohibido, el Señor les habría impartido una ciencia sobre la que no habría habido ninguna maldición, una ciencia que les habría infundido gozo eterno.— Testimonios para la iglesia, t. 8, p. 305.

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

========================

DEVOCIONAL: UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*