16 de junio | Devocional: La fe por la cual vivo | Nuestros bienaventurados muertos

Y oí una voz del cielo que me decía: Escribe: Bienaventurados los muertos que de aquí adelante mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, que descansarán de sus trabajos; porque sus obras con ellos siguen. Apocalipsis 14:13.

(Carta dirigida a un esposo e hijos que perdieron a la esposa y madre.)

“Querido hermano,

Me resulta difícil saber qué decirle. Quedé abrumada con la noticia de la muerte de su esposa. Me resultaba difícil creerlo…. El sábado pasado por la noche, Dios me dio una visión que ahora se la transmito….

“Vi que ella estaba sellada y que resucitará a la voz de Dios y estará con los 144.000. Vi que no necesitábamos llorarla; ella descansará en el tiempo de prueba y todo lo que debemos lamentar es nuestra propia desgracia por estar privados de su compañía. Vi que su muerte era para bien.

“Amonesto a—–y a sus otros hijos que se preparen para encontrarse con Jesús y entonces se reunirán de nuevo con su madre para no separarse jamás. Queridos niños, prestad oído fielmente a las amonestaciones que ella os daba cuando estaba con vosotros y no permitáis que las oraciones ofrecidas por ella a Dios en vuestro favor sean como agua derramada en el suelo….

“Querido hermano: hemos orado para que Dios lo fortalezca y sostenga en esta prueba … sólo tenga fe….

“No sufra como los que no tienen esperanza. El sepulcro puede retenerla sólo por un corto tiempo.”—Selected Messages 2:263, 264.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*