16 de julio | Devocional: Una religión radiante | Seamos instrumentos de alegría

«Me alegra mucho que, como hermanos en Cristo, al fin hayan vuelto a pensar en mí. Yo estaba seguro de que no me habían olvidado, solo que no habían tenido oportunidad de ayudarme». Filipenses 4: 10, TIA

LA SABIDURÍA DIVINA HA PUESTO de manifiesto, en el plan de salvación, la ley de la acción y la reacción, lo cual hace doblemente bendita la obra de beneficencia en todas sus manifestaciones. El que da a los necesitados beneficia a los demás, y se beneficia a sí mismo en un grado aún mayor. Dios pudo haber alcanzado su objetivo de salvar a los pecadores sin la ayuda de los seres humanos, pero él sabía que ellos no podrían ser felices sin desempeñar en la gran obra una parte en la cual cultivaran la abnegación y la benevolencia.— Testimonios para la iglesia, t. 3, p. 421.

Dios impone positivamente a todos los que lo siguen el deber de beneficiar a otros con su influencia y recursos, y de procurar de él la sabiduría que los habilitará para hacer todo lo que esté en su poder para elevar los pensamientos y los afectos de aquellos sobre quienes pueden ejercer su influencia.

Al obrar por los demás, se experimentará una dulce satisfacción, una paz íntima que será suficiente recompensa. Cuando estemos motivados por un elevado y noble deseo de hacer bien a los demás, seremos verdaderamente felices cumpliendo con los múltiples deberes de la vida. Esto nos proporcionará algo más que una recompensa terrenal; porque todo cumplimiento fiel y abnegado del deber es notado por los ángeles, y resplandece en el registro de la vida.

En el cielo nadie pensará en sí mismo, ni buscará la complacencia propia; sino que todos, por amor puro y genuino, procurarán la felicidad de los seres celestiales que los rodeen. Si deseamos disfrutar de la sociedad celestial en la tierra renovada, hemos de ser gobernados aquí por lós principios celestiales.— Testimonios para la iglesia, t. 2,pp. 120-121.

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*