16 de febrero | Devocional: Hijos e Hijas de Dios | Para todo el mundo

«Nuestro misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos». Éxodo 20: 6, NBLH

LOS DIEZ SANTOS PRECEPTOS enunciados por Cristo en el monte Sinaí, eran la revelación del carácter de Dios, y dan a conocer al mundo el hecho de que él tiene jurisdicción sobre toda la familia humana. La ley de los diez preceptos del mayor amor que pueda presentarse a la humanidad, es la voz de Dios que habla desde el cielo al alma prometiéndole: «Haz esto, y no quedarás bajo el dominio y el gobierno de Satanás». No es una ley negativa aunque a primera vista pueda parecerlo. Su sentido es: «Haz esto y vivirás» (Luc. 10: 28). […] El Señor ha dado sus santos mandamientos para que sean un muro de protección en tomo de sus seres creados.— Carta 89, 1898; Manuscrito 153, 1899 (Comentario bíblico adventista, t. 1, p. 1119).
Todo lo que Dios podía hacer lo ha hecho para manifestar su amor y misericordia a la humanidad. «De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, sino que tenga vida eterna» (Juan 3: 16). Por lo tanto, confiemos en la seguridad del amor de Dios. […]
El Señor no nos amó porque lo hayamos amado primero; sino porque «cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros» (Rom. 5: 8, DHH), haciendo una provisión plena y abundante para nuestra redención. Aunque por causa de la desobediencia merecíamos el rechazo y la condenación de Dios, él no nos abandonó para dejamos que lucháramos contra el poder del enemigo con nuestra propia limitada fortaleza.
Los ángeles santos luchan por nosotros, y si cooperamos con ellos, podremos salir victoriosos sobre los poderes del mal. […] Si nos acercamos a él por fe, él se acercará a nosotros, nos adoptará en su familia, y nos hará hijos e hijas suyos.— Carta 98, 1896.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*