16 de enero | Devocional: Mi vida Hoy | Moremos en Jesús

Si estuviereis en mí, y mis palabras estuvieren en vosotros, pedid todo lo que quisiereis, y os será hecho. (Juan 15:7)

Los patriarcas eran hombres de oración, y Dios hizo grandes cosas por ellos. Cuando Jacob salió de la casa de su padre rumbo a un país extraño, oró con humilde contrición, y por la noche el Señor le contestó por medio de una visión… El Señor confortó al viajero solitario con preciosas promesas y éste vio la imagen de ángeles protectores que estaban apostados a ambos lados de su camino.
José oró, y fue librado del pecado en medio de influencias que estaban destinadas a apartarlo de Dios. Cuando se vio tentado a alejarse de la senda de la pureza y la justicia, rechazó la sugestión con estas palabras: “¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?”
Moisés, que dedicaba mucho tiempo a la oración, era conocido como el hombre más manso del mundo. . . . Mientras iba dirigiendo a los hijos os de Israel a través del desierto, una vez tras otra parecía a que debían éstos ser exterminados a causa de sus murmuraciones y rebelión. Pero Moisés recurría a la verdadera Fuente de poder; él presentaba el caso ante Dios… Y el Señor decía: “Yo lo he perdonado conforme a tu dicho…”
Daniel era un hombre de oración, y Dios lo dotó de sabiduría y firmeza para resistir a todas las influencias que se confabulaban para arrastrarlo a la trampa de la intemperancia. Ya en su juventud era un campeón moral en la fuerza del Todopoderoso. . . .
En la cárcel de Filipos, donde se encontraban sufriendo a causa de los crueles azotes infligidos, aprisionados sus pies en el cepo, Pablo y Silas oraron y cantaron alabanzas a Dios; y fueron enviados ángeles del cielo para librarlos. La tierra tembló bajo el paso de esos mensajeros celestiales, y las puertas de la cárcel se abrieron de par en par, dejando a los prisioneros en libertad. (BE, 11-1887)
La oración se hace firmemente de la Omnipotencia, y entrega la victoria en nuestras manos. (BE, 01-10-1889)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*