15 de septiembre 2021 | Devoción Matutina para Adultos 2021 | Firmes y adelante

“De modo que ahora hemos vuelto a vivir, sabiendo que estáis firmes en el Señor” (1 Tesalonicenses 3:8).

ANTES DE QUE UNA CRIATURA camine se pone de pie. En los dos primeros capítulos Pablo puso a la iglesia de pie y ahora quiere ayudarla a caminar. La clave aquí es permanecer “firmes”.
Los nuevos creyentes deben saber que la nueva vida no es fácil, que vendrán pruebas y persecuciones pero que pueden mantenerse fieles y misioneros.
¿Cómo ayudó Pablo a que la iglesia se afirmara y siguiera adelante?
1. Les envió a Timoteo. Pablo no abandonó a su grey en el momento del peligro. Timoteo era ideal como adjunto: compartía la fe, el evangelio, la esperanza y la misión; era afable y paciente; era un discípulo que había sido discipulado por Pablo.
2. Les escribió una Carta. El informe de Timoteo a Pablo fue muy alentador. Los nuevos creyentes permanecían “firmes” sin sucumbir a los engaños del enemigo.

Jesús enfrentó al enemigo con el seguro “Escrito está”
de “la espada del Espíritu” (Mat. 4:4, 6, 7, 10; Efe. 6:17).
La Palabra de Dios es indispensable para, a los nuevos creyentes,
“fortalecerlos y animarlos en la fe” (1 Tes. 3:2, TLA).
“Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para
enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe
vivir. De ese modo, los servidores de Dios estarán completamente entrenados
y preparados para hacer el bien” (2 Tim. 3:16,17, TLA).

Pablo adoctrina a los tesalonicenses sobre Dios el Padre y Jesucristo, Espíritu Santo, el pecado, la salvación, la iglesia, el ministerio y la segunda venida. Para el apóstol: La Palabra de Dios es alimento cotidiano, luz guiadora y arma defensora.
3. Oró por ellos. La Palabra de Dios y la oración van juntas. Pablo, igual que Jesús, oró por sus discípulos y pidió tres cosas:
1a. Que la fe creciera (1 Tes. 3:10). Cuanto más usamos la fe, más se fortalece.
2a. Que su amor abundara (vers. 12). Algunos edifican muros y se encierran en sí mismos, mientras que otros edifican puentes y se acercan más al Señor y a su pueblo. Amarse unos a otros es mandato de Jesús.
3a. Que la santidad se desarrollara para ser irreprensibles (vers. 13).
La oración no era incidental ni accidental, era constante,
“de noche y de día con gran insistencia” (vers. 10).

“Las lecciones y ejemplos del Señor nos enseñan que la oración que no persevera,
no insiste en el pedido y no se renueva permanentemente, tomando fuerza
de cada petición anterior, no es una oración que prevalece” (William Arthur).
¿Qué podemos hacer para ganar alguien y ayudar a que persevere en la fe?
Animarlo y permanecer a su lado, compartir la Palabra y orar.
Pablo hizo eso, y le fue muy bien.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*