15 de Octubre | Hijos e Hijas de Dios | Elena G. de White | Para que seamos realmente uno

«Les he dado a ellos la misma gloria que tú me has dado para que sean uno, así como tú y yo somos uno». Juan 17: 22, PDT

«EMANUEL, DIOS CON NOSOTROS». Esto lo es todo para nosotros. ¡Qué amplio fundamento coloca para nuestra fe! ¡Qué esperanza llena de inmortalidad ante nosotros! ¡Dios con nosotros en Cristo Jesús para acompañamos en cada etapa del viaje al cielo! ¡El Espíritu Santo con nosotros como Consolador y Guía en nuestras dificultades, para aliviar nuestras tristezas y escudarnos de la tentación! «¡Qué profundas la riqueza, la sabiduría y la ciencia de Dios!» (Rom. 11: 33, LPH) […]
Cultivemos el amor, desterremos las sospechas, la envidia, los celos y la ideas malvadas, así como su expresión verbal. Unámonos más, trabajemos hombro con hombro. Haya paz entre todos nosotros.
Les ruego, hermanos, en el nombre de Jesús de Nazaret que desterremos todo lo que se asemeje al orgullo espiritual y el amor a la supremacía. Seamos como niños, ya que cuando termine la lucha, llegaremos a ser miembros de la familia real, hijos del Rey celestial. Leamos Juan 17 una y otra vez. Esa oración que nuestro Salvador elevó a su Padre en favor de sus discípulos es digna de repetirse a menudo, y de ser practicada en la vida cotidiana. Alzará al ser humano caído, porque el Padre ha prometido que si conservamos esta unidad, él nos amará como amó a su Hijo; el pecador se salvará, y Dios será para siempre glorificado.
Los ángeles y los arcángeles se maravillan de este gran plan de redención. Ellos reverencian alaban al Padre y al Hijo cuando contemplan la misericordia y el amor divinos. No hay ninguna manifestación de envidia cuando se presenta a la nueva criatura, renovada a la imagen de Cristo, y en toda su belleza, para permanecer alrededor del trono de Dios.— Carta 31, 1892.

DEVOCIONAL ADVENTISTA
HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comment

  • José A. Jimenes 4 años ago

    Quiero suscribirme, de ser posible, y recibirlo diario. Bendiciones!!