15 de octubre | Devocional: En los lugares celestiales | Una mano ayudadora para los desesperados

Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados. Santiago 5:19, 20.

Hay muchos que se descarrían y que sienten su vergüenza e insensatez. Consideran sus errores y equivocaciones hasta que casi llegan a la desesperación. No debemos descuidar a esas almas. Cuando uno tiene que nadar contra la corriente tiene toda la fuerza de ésta en su contra. Désele una mano ayudadora, que le será extendida como lo fue la mano del Hermano Mayor para Pedro que se hundía. Decidle palabras de esperanza, palabras que establecerán confianza y despertarán el amor.
Tu hermano, enfermo de espíritu, te necesita como tú mismo has necesitado el amor de un hermano. Necesita el conocimiento espiritual de quien ha sido tan débil como él; de uno que simpatice con él y lo ayude. El conocimiento de nuestra propia debilidad debiera ayudarnos a socorrer a otro en su necesidad…
El compañerismo con Cristo, el contacto personal con un Salvador viviente, es lo que capacita la mente y el corazón y el alma para triunfar sobre la más baja naturaleza. Háblese al extraviado de una omnipotente Mano que lo sostendrá, de la infinita humanidad de Cristo que se compadece de él. No le es suficiente el creer en la ley y su vigencia, cosas que no tienen piedad y que jamás escuchan el pedido de ayuda. Necesita aferrar una mano que sea cálida, confiar en un corazón lleno de ternura. Mantened su mente detenida en el pensamiento de una divina presencia siempre a su lado, contemplándolo siempre con amor compasivo. Invitadlo a pensar en el corazón de un Padre al que siempre aflige el pecado; de la mano de un Padre extendida para aquietar; de la voz de un Padre diciendo: “¿Forzará alguien mi fortaleza? Haga conmigo paz; sí, haga paz conmigo”. Isaías 27:5.—Manuscrito 126, 1907.

DEVOCIONAL: EN LOS LUGARES CELESTIALES
Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*