15 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | “Tus pecados te son perdonados”

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

“Y sucedió que le llevaron un paralítico tendido sobre una camilla. Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: ‘Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados’ ” (Mateo 9:2).

La tensión vivida en los últimos años había deteriorado la salud de Gracia, al punto de tener comprometido su cuerpo entero. Intensos dolores afectaban sus extremidades, y una serie de nódulos le aparecieron en distintos órganos internos. Su dolor era acentuado por el remordimiento, puesto que consideraba sus padecimientos como el resultado de sus equivocaciones pasadas; y no se atrevía a acercarse a una iglesia, ya que allí mismo había sido tratada con recelo y frialdad. La necesidad de alivio del sufrimiento físico y mental era insignificante en comparación con la necesidad de aceptación y perdón divinos. ¡Si tan solo escuchara palabras de aprobación del cielo! Ansiaba la paz proveniente del perdón.

La misma necesidad probó el paralítico de Capernaúm cuando fue llevado por sus amigos hasta el Salvador. En aquellos tiempos, la enfermedad era considerada una evidencia del castigo divino por los pecados, así que los enfermos eran “abandonados a la ira de Dios”. ¡Qué crueldad pueden expresar algunos creyentes! ¡Y qué contradicción con el Hijo de Dios! Es interesante notar que el paralítico deseaba llegar hasta donde estaba Jesús, pero algunos de sus seguidores se lo impedían. Aun así, con la ayuda de unos amigos logró descender por el techo de la casa en una camilla; y como una música sublime, escuchó la dulce voz: “Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados”.

Aquel que conoce los pensamientos más profundos leyó en el corazón del enfermo, llevándole esperanza a través del perdón. También leyó los pensamientos de aquellos que interpretaron como una blasfemia tal ofrecimiento y, para ayudarlos a combatir sus dudas, les dio una evidencia ulterior de su poder sanador. Y dijo: “¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: ‘Los pecados te son perdonados’, o decir: ‘Levántate y anda’? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados —dijo entonces al paralítico—: ‘Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. Entonces él se levantó y se fue a su casa’ ” (vers. 4-7).

La cura espiritual del pecado es una necesidad que requiere toda la humanidad. No son los enfermos los más pecadores, ni los religiosos tienen la autoridad para perdonar. El que lee los corazones de unos y otros desea animar a todo el que busque perdón. Sin acepción de personas, lleno de compasión, repetirá las mismas palabras: “Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados”.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*