15 de mayo | Devocional: Recibiréis Poder | Ayuda para formar un carácter para el cielo

He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. Daniel 3:17,18.

Mientras esos jóvenes actuaban en favor de su salvación, Dios obraba en ellos para que desearan y actuaran según el beneplácito divino. Esta es la fórmula del éxito. Para apropiarnos de la gracia de Dios debemos hacer nuestra parte. El Señor no va a realizar por nosotros ni el querer ni el hacer. El imparte su gracia para despertar en nosotros tanto el querer como el hacer, pero nunca para reemplazar nuestros esfuerzos. Necesitamos ejercitarnos para cooperar con Dios. El Espíritu Santo actúa en nosotros a fin de que podamos obrar nuestra propia salvación. Se esmera para que aprendamos esta lección práctica: “Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”. Filipenses 2:13.

El Señor desea cooperar, con todos los que fervientemente se esfuerzan para ser fieles en el servicio que le prestan, del mismo modo como lo hizo con Daniel y sus tres compañeros. Las finas cualidades de la mente, y un elevado tono del carácter moral, no son resultado de un accidente. Dios ofrece las oportunidades, y de nosotros depende el uso que hagamos de ellas. Las ocasiones de la Providencia deben ser discernidas con prontitud y aceptadas con interés. Habrá muchos que llegarán a ser poderosos si, como Daniel, dependen de la gracia de Dios para ser vencedores, y para recibir la fortaleza y la eficiencia que les permita realizar bien la obra.

Queridos jóvenes, les recomiendo: Sean fieles. Pongan el corazón en lo que tienen que hacer. Nunca imiten a los que son perezosos y sirven a medias. Una acción que se repite con frecuencia forma hábitos, y éstos perfilan el carácter. Realicen los pequeños deberes de la vida con paciencia. Mientras no le den importancia a la fidelidad en la realización de los mismos, el desarrollo de sus caracteres resultará insatisfactorio. A la vista del Omnipotente, toda tarea es importante. El Señor dijo: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es [147] fiel”. Lucas 16:10.—The Youth’s Instructor, 20 de agosto de 1903.

========================

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*