15 de junio | Devocional: Recibiréis Poder | Las ciudades: campos maduros para la cosecha

¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. Juan 4:35.

Al igual que los discípulos de su tiempo, también a nosotros Cristo nos da el mismo mensaje. Como el tiempo pasa, a los que trabajan para él en todas las líneas de servicio los insta a que levanten la mirada para contemplar los campos que están maduros para la cosecha.

Los servidores no están extendiendo sus esfuerzos como deberían. Nuestros líderes tampoco están despiertos para poder ver la obra que debe realizarse. Cuando pienso en las ciudades en las que se ha hecho tan poco, y en las cuales hay muchos millares que deben ser amonestados acerca de la proximidad de la venida de Jesús, siento un deseo intenso de ver hombres y mujeres que estén dispuestos a avanzar gracias al poder del Espíritu y rebosando del amor de Cristo por los que perecen.

En las ciudades que están a nuestras puertas, los mundanos han sido extrañamente descuidados. Deben realizarse esfuerzos bien organizados para salvarlos. Ahora tenemos que trabajar para convertir a los perdidos que están a nuestro alrededor, quienes viven a la sombra de nuestras puertas. Debemos poner en sus labios una canción diferente, y, a su vez, ellos mismos deben ir a compartir con otros la luz del mensaje del tercer ángel con los que están en tinieblas.

Todos necesitamos estar bien despiertos, para que a medida que las puertas se vayan abriendo, avancemos levantando monumentos para Dios. Paso a paso debemos conducir a la gente para que reciba toda la luz de la verdad. Muchos están ansiosos de obtener el alimento espiritual. Debemos continuar trabajando hasta que se organice una iglesia y se construya una lugar modesto para la adoración. Estoy muy animada a creer que muchas personas que no son de nuestra fe nos ayudarán con sus recursos. Por la luz que he recibido, sé que en muchos lugares, especialmente en las grandes ciudades de los Estados Unidos, recibiremos ayuda de tales personas.—Pacific Union Recorder, 23 de octubre de 1902.

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Librería IADPA

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*