14 de octubre 2019 | Devoción Matutina para Jóvenes | Matrimonio

Lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. Marcos 10:9.

Unos fariseos acudieron a Jesús para ponerlo a prueba y provocar una crisis. Escogieron un tema controvertido que atraería el interés de la gente: el divorcio. “Le preguntaron, para tentarle, si era lícito al marido repudiar a su mujer” (Mar. 10:2).

Ellos intentaban forzarlo a elegir entre dos escuelas de pensamiento, la liberal y la conservadora. Cualquier respuesta de Jesús lo habría puesto en mal con algún sector de la gente, pues las posiciones estaban divididas, pero él los remitió a la Escritura: “¿Qué os mandó Moisés?”, preguntó. Mateo dice que fueron los fariseos mismos quienes citaron a Moisés diciendo: “Moisés permitió dar carta de divorcio, y repudiarla” (vers. 3,4).

Jesús explicó: “Por la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento”. Les dijo que la ley del divorcio fue introducida por causa de un problema del corazón de los varones hebreos: la dureza, y que era solo una concesión. Con la aprobación de Dios, Moisés promulgó esta normativa a causa de esta dureza de corazón.

Luego Jesús agregó: “Pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne” (vers. 6-8). Mediante la conjunción adversativa “pero” Jesús introduce un contraste entre el mandamiento del divorcio y la ley matrimonial original, la que por estar ligada a la identidad sexual de hombre y mujer debió ser la única legislación de la relación conyugal.

El hecho de haber sido creados como seres sexuados es porque el hombre y la mujer fueron creados para llegar a ser una sola carne por medio del matrimonio. Esta ley tiene tres incisos: dejar padre y madre (desvincularse), unirse a su cónyuge (vincularse), ser una sola carne (fusionarse).

Jesús lo resumió: “Así que no son ya dos, sino uno” (vers. 8). Y remató diciendo: “Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre” (vers. 9).

Cásate por amor y hasta que la muerte los separe. No te divorcies por cualquier motivo, solo si tu pareja te es infiel. “Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio” (Mal. 2:16).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2019

VOLANDO ALTO – VALORES

Lecturas devocionales para Jóvenes 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*