14 de junio 2019 | Devoción Matutina para Adultos | Salvo por el hermano

 

 “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos» (Juan 15:13).

 

La noticia publicada el 9 de enero de 2018, en el sitio de la BBC, era impresionante: “Gemelo dona la mitad de su piel para salvar a su hermano que sufrió quemaduras en el 95 % del cuerpo». El francés Franck Dufourmantelle, de 33 años, manipulaba materiales químicos peligrosos en la fábrica donde trabajaba en septiembre de 2016 cuando, de repente, hubo una explosión. Él llegó al hospital con el 95 % del cuerpo quemado y tenía menos del 1 % de posibilidades de sobrevivir.

No obstante, el pronóstico de los médicos cambió tan pronto como descubrieron que el paciente tenía un hermano gemelo, Eric. Él donó su piel para un osado trasplante que le salvó la vida al hermano. Franck le contó a la prensa francesa que su hermano “se rehusó a aceptar» que él tenía pocas posibilidades. “Fue Eric quien les dijo a los médicos que quería donarme su piel”.

Una semana después del accidente, le trasplantaron la piel de Eric a su hermano. En total fueron diez cirugías para implantar los injertos de piel en los cuatro meses que pasó internado. Recibió finas capas de piel del cuero cabelludo, la espalda y los muslos de Eric; cada capa de cinco a diez centímetros de ancho. En total, Eric le donó la mitad de su piel a Franck.

“No lo hice por desesperación, sino para que tuviéramos esperanza”, dijo Eric, a quien no le importan las marcas que quedaron en su cuerpo debido al procedimiento. “Lo que hice no se compara con lo que pasó mi hermano. Para mí fue como un gran arañazo. Mi piel cicatrizó”.

A comienzos de 2017, Franck dio sus primeros pasos. Hoy hace un tratamiento en un centro de rehabilitación, donde se ejercita todos los días para recuperar totalmente la movilidad, que todavía es limitada.

Su corazón rebalsa de gratitud: “La piel de mi hermano ahora es mía. Fue un gesto de amor. Le debo mi vida. Mi hermano es mi héroe”.

Historias como esta siempre nos ayudan a entender mejor el sacrificio de Cristo. Por más impresionante que haya sido la actitud de Eric, revela solo parte del “amor mayor” que Cristo reveló en la cruz. Jesús no ofreció solo la piel, sino que entregó la vida por nosotros, y lleva en el cuerpo las marcas que durarán por toda la eternidad.

Acepta el sacrificio de Jesús por ti y vive para compartir el mensaje de que hay esperanza disponible para todos los que la desean.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*