14 de julio | Devocional: Hijos e Hijas de Dios | El combate será duro

« “Ustedes, pueblo todo de la tierra, ¡cobren ánimo y pónganse a trabajar, que yo estoy con ustedes!”, palabra del Señor de los ejércitos». Hageo 2: 4, RVC

NUESTRO SEÑOR ES CONSCIENTE del conflicto que libra su pueblo en estos últimos días contra los instrumentos satánicos combinados con los inicuos que desprecian y rechazan esta gran salvación. Con la mayor sencillez y candor, nuestro Salvador, el poderoso Caudillo de las huestes celestiales, no oculta el terrible conflicto que tendrán que experimentar. Señala los peligros, revela los planes de batalla y pone de manifiesto la obra ardua y difícil que debe realizarse, y entonces eleva su voz antes de entrar en el conflicto para que comprendamos el precio de nuestra redención mientras que al mismo tiempo nos anima a ceñimos la armadura, y espera que la hueste celestial ordene los ejércitos para combatir en defensa de la verdad y la justicia. La debilidad humana encontrará fortaleza y ayuda sobrenaturales en cada conflicto duro para hacer las obras de la Omnipotencia, y perseverancia en la fe, y perfecta confianza en Dios, que le asegurarán el éxito.

Aunque la antigua confederación del mal está en orden de batalla contra ellos, el Señor les ordena que sean valientes y fuertes y luchen con arrojo, pues tienen un cielo que ganar y más que un ángel en sus filas: el poderoso General de los ejércitos que conduce las huestes del cielo.— Carta 51, 1895 (Comentario bélico adventista, t. 2, p. 960) La fe es el poder viviente que derriba toda barrera, arrasa todo obstáculo, y planta el estandarte en el corazón del campamento enemigo.— Signs of the Times, 14 de abril de 1881.

DEVOCIONAL ADVENTISTA

HIJOS E HIJAS DE DIOS

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*