14 de febrero | Devocional: Una religión radiante | Más misericordia

«Jesús les dijo: “No son los sanos los que necesitan dé un médico, sino los enfermos. Vayan y aprendan lo que significa ‘Misericordia quiero, y no sacrificio’ Porque no he venido a llamar a los justos al arrepentimiento, sino a los pecadores”». Mateo 9: 12-13, KVC

EN LOS tiempos antiguos los holocaustos y sacrificios no le resultaban aceptables a Dios a menos que fuera correcto el espíritu con que se ofrecían. Samuel dijo: «¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de cameros » (1 Sam. 15: 22, NBD).

Todo el oro del mundo no puede comprar la bendición de Dios ni garantizamos una sola victoria. Muchos harían cualquier sacrificio menos el que es necesario que sea hecho, que consiste en entregarse uno mismo, en someter nuestra voluntad a la voluntad de Dios.— Testimonios’para la iglesia, t. 4, pp. 87-88.

«Vale más obedecerlo y prestarle atención que ofrecerle sacrificio» (1 Sam. 15: 22, DHH). Y sin obediencia y amor desinteresado, las ofrendas más valiosas son demasiado mezquinas para ser presentadas ante el Poseedor de todas las cosas.— Ibfd., t. 3,pp. 66-67.

Dios no ha ordenado nada que no sea esencial, y no hay ninguna manera de manifestarle reverencia que le complazca fuera de la obediencia a lo que él nos ha indicado. — Consejos para los maestros, cap. 13, p. 106.

«Lo que y o quiero es misericordia, y no sacrificio; ¡conocimiento de Dios, más que holocaustos!».

Oseas 6: 6, KVC

========================

DEVOCIONAL

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*