14 de enero | Devocional: La fe por la cual vivo | Alimento para el alma

Y Jesús respondiéndole, dijo: Escrito está: que no con pan solo vivirá el hombre, mas con toda palabra de Dios. Lucas 4:4.

“La vida de Cristo, que da vida al mundo, está en su palabra. Fue por su palabra como Jesús sanó la enfermedad y echó los demonios; por su palabra calmó el mar y resucitó los muertos…

Así como nuestra vida física es sostenida por el alimento, nuestra vida espiritual es sostenida por la Palabra de Dios. Y cada alma ha de recibir la vida de la Palabra de Dios para sí. Como debemos comer por nosotros mismos a fin de recibir alimento, así hemos de recibir la palabra por nosotros mismos…. En sus promesas y amonestaciones, Jesús se dirige a mí…. Lo experimentado según se relata en la Palabra de Dios, ha de ser lo que yo experimente. La oración y la promesa, el precepto y la amonestación, son para mí.”—El Deseado de Todas las Gentes, 340, 341.

“En la palabra de Dios está la energía creadora que llamó los mundos a la existencia. Esta palabra imparte poder; engendra vida. Cada orden es una promesa; aceptada por la voluntad, recibida en el alma trae consigo la vida del Ser Infinito….

“De igual modo se sostiene la vida así impartida. El hombre vivirá “de toda palabra que sale de la boca de Dios.”

“La mente, el alma, se edifican con aquello de lo cual se alimentan y a nosotros nos toca determinar la clase de alimento que recibirán. Está al alcance de todos escoger los temas que han de ocupar los pensamientos y amoldar el carácter.”—La Educación, 122.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*