14 de diciembre | Devocional: Alza tus ojos | Avancen

Bastante habéis rodeado este monte; volveos al norte. Deuteronomio 2:3.

Vayan a trabajar, es la palabra del Señor para ustedes. No pueden ver el fin desde el principio y, sin embargo, oren, crean y avancen. “Di… que marchen” fue la palabra del Señor a Israel cuando estaban frente al Mar Rojo y tenían detrás al ejército de Faraón que los perseguía. Obedecieron, y al herir Moisés las aguas con su vara, he aquí que éstas se dividieron y se amontonaron a ambos lados, como muros, abriendo un sendero por el cual el pueblo pudo pasar con seguridad. Con fe y confianza avancemos en el cumplimiento de la palabra que el Señor nos ha dado, con la seguridad de que El será nuestro Ayudador y Protector.

Avancen, no con autosuficiencia y orgullo, sino llenos de fe, esperanza y valor. Los ángeles de Dios están protegiendo a los fieles. Si guardan el camino del Señor, recibirán toda la ayuda necesaria. La mayor parte de la obra del Señor fue pequeña en sus comienzos, desestimada por quienes desearon verla avanzar con fortaleza y relevancia desde el principio. Pero el Señor debe probar a sus obreros, muchos de los cuales no están capacitados para soportar el éxito, que si viniera a ellos, exaltarían al yo.

Sea el Señor alabado y magnificado. Caminen los hombres en humildad ante El, dándole la gloria y no atribuyéndola a sí mismos. Los que trabajan más exitosamente para Dios son los que pasan mucho tiempo en oración, los que dependen enteramente de El.

En muchos casos la escasez de medios que se siente está en armonía con el plan de Dios, para que su obra progrese en la misma forma como la Majestad del cielo la hizo avanzar. Deben manifestarse siempre la economía, la abnegación y un espíritu de sacrificio. Hasta el fin del tiempo la iglesia tendrá que luchar con dificultades a fin de que la obra de Dios pueda mantenerse pura y limpia, libre de la mancha del fraude o de la intriga. Dios limpiará cada una de las instituciones expulsando a los compradores y vendedores.

Crean en Dios y caminen en su consejo. Puede ser que deban luchar con dificultades, y que entonces el Señor revele su poder y sabiduría en respuesta a la oración humilde. Tengan confianza en El, un Dios que escucha y responde las oraciones. Acérquense a El y El se acercará a ustedes. Se les revelará como un Dios que puede ayudar en toda emergencia…

El ministerio de la Palabra no descansa solamente sobre los que predican la Palabra, sino sobre todo el que la lee y escucha. Los corazones de los componentes del pueblo de Dios pueden estar tan llenos del amor de Cristo que sus palabras de gratitud y alabanza entibien otros corazones que están en necesidad de ayuda. Este es un servicio que todos pueden realizar y que el Señor acepta como si le fuera ofrecido a El mismo. Hace eficaz al obrero ferviente, impartiéndole la gracia que reconcilia al hombre con Dios.—Manuscrito 158, del 14 de diciembre de 1902, “Fragmentos”.

========================

DEVOCIONAL: ALZA TUS OJOS

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Alza tus ojos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*