14 de diciembre 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | El silencio de Dios

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

«Jehová está en medio de ti; ¡él es poderoso y te salvará! Se gozará por ti con alegría, callará de amor, se regocijará por ti con cánticos” (Sofonías 3:17).

En su libro Actos de amor, el pastor David Canther relata la historia de Donny Gates, un hombre que quedó parapléjico a los treinta y un años, como consecuencia de un accidente laboral. Para subsanar las fracturas de su columna vertebral, fue sometido a múltiples procedimientos quirúrgicos recibiendo un pronóstico categórico: tenía cortada la médula espinal, así que nunca más sentiría la parte inferior de su cuerpo y quedaría confinado a una silla de ruedas de por vida. Nueve años pasó inmóvil hasta que descubrió las promesas bíblicas sobre la salud.

¿Crees que Dios tiene el poder para restablecer a una persona con paraplejia? ¿Crees que puede sanarlo hoy? Poco tiempo después de meditar en la Palabra de Dios, Donny tuvo la convicción de que era la voluntad de Dios restablecerlo. Solo bastaba esperar el momento: ¿sería inmediatamente? ¿Sería de manera gradual? ¿O sería el día cuando Cristo regresara en las nubes de los cielos? Cuanto más se aferraba a las promesas más iba creciendo su fe. ¡Ya se imaginaba caminando, corriendo y sirviendo al Señor sobre sus pies! Cierto día, recobró la sensibilidad en sus dedos. Luego de unos días, también sintió sus piernas, hasta que, un día inolvidable, ¡volvió a caminar! ¡Alabado sea Dios!

Piensa, ahora, en tantas personas que sufren clamando a Dios por salud y no se recuperan. ¿Acaso les falta la fe o se han alejado de Dios? ¿Por qué el Señor calla frente al sufrimiento? Ciertamente, hay ocasiones en las que Dios guarda silencio. Job tenía llagas en la piel cubiertas de polvo y de gusanos cuando clamó a Dios sin encontrar una respuesta (Job 7:5). Habacuc estaba siendo afligido cuando protestó contra Dios por su mutismo (Hab. 1:13). Jesús estaba sangrando en la cruz cuando su Padre guardó un profundo silencio (Mat. 27:46). Con todo, podemos fortalecernos si recordamos que Dios estaba junto a ellos, aun en medio del dolor.

“Jehová está en medio de ti; ¡él es poderoso y te salvará!”, dice el versículo de hoy. Reconocer que Dios está a nuestro lado, a pesar de las dificultades, trae alivio al corazón. El alma afligida puede encontrar consuelo si recuerda que Dios sostiene a quienes se encuentran en el “lecho del dolor”, e incluso “ablanda su cama” en la enfermedad (Sal. 41:3).

Si sientes que Dios calla ante tu problema, espera con paciencia el momento de la restauración. Puedes seguir confiando en medio de las pruebas. Recuerda que cuando Dios calla lo hace por amor.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*