14 de diciembre 2019 | Devoción Matutina para Damas | ¡Qué vivan las suegras!

Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. Tito 2:3-5.

La bendición de ser suegra significa que Dios te concedió suficiente vida para ver a tu hijo/a crecer y formar su propio hogar. Significa que tu experiencia de vida puede convertirse en una fuente de aliento y ánimo para quien se allegue a ti buscando un sabio consejo. Significa que has aprendido a amar a la familia de tus hijos; que tienes experiencia en la hospitalidad, en la cocina, en las relaciones humanas, en el perdón y en el campo de la abnegación. Míralo así:

¡Está creciendo el amor! Honra la elección de tu hijo. Ahora tienes una hija más a quien amar.

Ama a tu nuera como a una hija. Ella cuidará de tu hijo el resto de su vida. Ama a tu nuera como extensión del hombre que amas, aunque ella no te ame a ti. El amor cubre multitud de pecados.

¡Somos facilitadoras! Ora fielmente por ambos. Dale espacio a tu nuera para ser primera en la vida de tu hijo. Dale a tu hijo la oportunidad de escribir su propia historia.

¡Menos palabras, por favor! Los consejos, las opiniones o instrucciones son bienvenidos solo cuando se nos piden. La crítica es contraproducente. Tomar partido crea conflictos. La imparcialidad da espacio para ser instrumento de bendición.

No pierdas la llave al corazón de tus nietos. Mantener una buena relación con la nuera es una bendición para todos.

El respeto se gana. Acepta las decisiones de tu hijo, aunque te duelan. Respeta las decisiones de ellos en los detalles de su hogar. Sé considerada con el tiempo de tu hijo y su familia. Respeta la privacidad de la nueva familia. Visítalos cuando te invitan.

La distancia es tu mejor aliada. Mantén distancia en: su vivienda, sus asuntos financieros, sus conflictos y decisiones, y en la crianza de sus hijos. ¡Disfruta esta etapa de tu vida!

Si eres nuera… no mires tan mal a la suegra. Ella tiene el mejor interés en el bienestar de su hijo y su familia. Ámala. Valórala.

¡Que vivan las suegras! –RL

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2019

HIJAS DEL REY

Diane de Aguirre (Compiladora)

Lecturas Devocionales para Mujeres 2019

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*