14 de agosto | Una religión radiante | Elena G. de White | El peligro de los placeres mundanales

«La que cayó entre espinos son los que oyen pero luego se van y son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto». Lucas 8: 14

SATANÁs presenta el MUNDO ante los pobres mortales con sus más seductores y tentadores atractivos, y ellos lo contemplan, y su resplandor eclipsa la gloria del cielo y de la vida tan perdurable como el trono de Dios. Una existencia llena de paz, felicidad, gozo inexpresable, que nada sabrá de pesares, penas, dolores ni muerte, es sacrificada a cambio de una corta vida de pecado — Testimonios para la iglesia, t. 2, p. 92.

La vida en las ciudades es artificiosa y falaz. El afán por enriquecerse, las pasiones y la constante búsqueda de placer, así como la fiebre de la ostentación, el lujo y el consumismo, son todo ello pulsiones que impiden a la mayoría cumplir el verdadero propósito de la vida. Abren la puerta a una infinidad de males y ejercen sobre la juventud un atractivo casi irresistible.

Una de las tentaciones más insidiosas y nefastas, que acechan a los adolescentes y a los jóvenes sobre todo en las ciudades, es el hedonismo. Sobreabundan las ofertas de diversión y de placeres que seducen a millares, unido a que los intensos impulsos pasionales son muy fuertes, distraen a la juventud de los deberes de la vida. De este modo el dinero que debiera ahorrarse para mejores fines se desperdicia en francachelas.— El ministerio de curación, cap. 30, p. 252, adaptado.

«Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común a género humano.

Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir». 1 Corintios 10: 13, NVI

Mi reflexión personal

___________________

___________________

___________________

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*