13 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Toro Sentado

“Dentro de mí hay dos perros. Uno es colérico y malvado, y el otro es bueno; y ambos se pelean entre sí todo el tiempo. Cuando alguien me pregunta cuál es el que gana, yo respondo: aquel al que alimento más”.

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

 

“Al que salga vencedor le daré […] una piedrecita blanca en la que está escrito un nombre nuevo que solo conoce el que lo recibe” (Apoc. 2:17).

Toro Sentado creció cuando las manadas de búfalos todavía vagaban por las grandes planicies de los Estados Unidos. Llegó a ser un cacique poderoso que unió todas las tribus Lakota en una batalla contra los soldados de la frontera. Ganó algunas batallas, como aquella contra George Armstrong Custer, y perdió otras.

Cuando nació, lo llamaron Tejón Saltarín. De niño, lo apodaron “Lento” porque parecía hacer una pausa para pensar antes de actuar. A los catorce años, mostró mucho valor en una batalla contra guerreros de la tribu Crow. Su padre le dio un nuevo nombre: Toro Sentado. Era la imagen de un búfalo fuerte que nunca retrocede.

Pienso que los nombres de los aborígenes norteamericanos son mucho más interesantes que los nuestros. Estaban el cacique Caballo Loco y el cacique Nube Roja.

¿Alguna vez pensaste cuál sería tu nombre aborigen? Podría ser Princesa Muchas Pecas, o Tropieza Con Cordones. Si te destacas en mandar mensajes de texto, la gente podría llamarte Dedos Veloces. Si eres bueno jugando al básquet, te podrían llamar Sacude la Red, y tus amigos te podrían decir “Sacu” como diminutivo.

En la Biblia, Dios puso nombres muy semejantes a los de los aborígenes norteamericanos. En el idioma hebreo, Abigail significa “el gozo de un padre”.

Ira significa “centinela” e Isaac significa “risa”.

Así como el padre de Toro Sentado, a veces Dios le pone nombres especiales a su pueblo. Cambió el nombre de Abram por Abraham, que significa “padre de muchas naciones”. Es posible que haya sido un poco vergonzoso para Abraham porque, en esos días, no tenía ningún hijo. Más tarde, todos vieron que su nombre había sido perfecto.

La Biblia dice que se acerca el día en que Dios te dará un nombre nuevo.  ¿No te preguntas cuál será? Algo que sé con toda seguridad es que no será Princesa Muchas Pecas. Kim

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*