13 de junio | Devocional: La fe por la cual vivo | Buscando el tesoro celestial

Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Colosenses 3:2.

“Dios prueba a los hombres, a algunos de una manera, a otros de otra. Prueba a algunos derramando sobre ellos sus bienes en abundancia, y a otros retirándoles sus favores. Prueba a los ricos para ver si amarán a Dios, el Dador, y a su prójimo como a sí mismos. Cuando el hombre hace buen uso de estos bienes Dios queda complacido; puede confiarles luego mayores responsabilidades….

“El mundo nunca creerá que sois fervientes en vuestra fe hasta que habléis menos acerca de las cosas temporales y más acerca de las realidades del mundo eterno.”—Testimonies for the Church 5:261.

“Dentro del hombre mundano hay un anhelo insaciable para obtener algo que no posee. Por la fuerza del hábito ha encaminado cada pensamiento, cada propósito con el objeto de hacer provisión para el futuro y a medida que avanza en edad, manifiesta más afán de adquirir cuanto le sea posible…

“Toda esta energía, esta perseverancia, esta determinación, este afán en la búsqueda de poder terrenal, es el resultado de una perversión de sus facultades. Cada facultad debiera cultivarse al máximo posible por medio del ejercicio, para la vida inmortal de los cielos y para el sobremanera alto y eterno peso de gloria. Las prácticas y costumbres del hombre mundano en su perseverancia y empeño y en el aprovechamiento de cada oportunidad que le permite aumentar su capital, debieran ser una lección para aquellos que pretenden ser hijos de Dios y que buscan la gloria, la honra y la inmortalidad.”—Counsels on Stewardship, 149.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*