13 de enero 2019 | Devoción Matutina para Adolescentes | Una tardecita en Roma

Hermanos, les rogamos que amonesten a los perezosos. Alienten a los tímidos. Cuiden con ternura a los débiles. Sean pacientes con todos. 1 Tesalonicenses 5:14, NTV.

Hace poco viajé a Roma con mi familia. Nuestro lugar de hospedaje se encontraba en la parte antigua de la ciudad, así que tras registrarnos en el hotel decidimos salir a pasear un rato. Por la noche, Roma se convierte en una ciudad muy distinta. Durante el día, todos están corriendo de aquí para allá, yendo apresuradamente al trabajo o a la universidad; los negocios y mercados están llenos, y las personas se visten profesionalmente. Por la tardecita, todo cambia y hay aún más gente en las calles, pero ahora todos han salido simplemente para pasar tiempo con sus amigos y familiares. Las terrazas están llenas de gente charlando y disfrutando de la compañía mutua. Los restaurantes están repletos de gente comiendo, pasándola bien, y siempre se oye música de fondo.

Al poco tiempo, llegamos a la Plaza de España, en la cual había cientos de personas. En el centro había varios escalones que subían una colina en dirección a una iglesia. Estos escalones probablemente son el lugar más famoso de toda la ciudad para sentarse. Llevan ahí cientos de años, y se les conoce como los Escalones Españoles. Mis hijos tenían curiosidad por saber cuántos escalones había en total, así que mientras mi esposa y yo nos sentamos a disfrutar del ambiente, los observamos contar cuidadosamente todos los escalones. Contaron 135 escalones. También compramos helado y lo comimos en los escalones. El gelato, como dicen los italianos, es delicioso, y además viene en una enorme variedad de sabores. Hay tantos lugares lindos en Roma. No es de extrañar que alguien inventara la frase: “Roma no se construyó en un día”. Quiere decir que las cosas buenas requieren de tiempo y paciencia.

¿Tienes suficiente paciencia? Déjame darte un simple consejo: tendrás una vida más feliz si aprendes a ser una persona paciente. Sé que cuesta lograrlo, pero es mejor tener mucha paciencia que no tener suficiente. Pídele hoy a Dios que te conceda paciencia.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

PASAPORTE A LA AVENTURA

Rich Aguilera

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*