13 de diciembre | Mi vida Hoy | Elena G. de White | Heredaremos el reino

Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. (Mat. 25:34)

Delante de la multitud de los redimidos se encuentra la ciudad santa. Jesús abre ampliamente las puertas de perlas, y las naciones que han guardado la verdad entran en ella. Allí contemplan el paraíso de Dios, el hogar de Adán en su inocencia. Luego se oye aquella voz, más armoniosa que cualquier música que haya jamás acariciado el oído de los hombres, y que dice: «Vuestro conflicto ha terminado.» «Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.»
Entonces se cumple la oración del Salvador por sus discípulos: «Yo quiero que aquellos también que me has dado, estén conmigo en donde yo estoy.» «Irreprensibles delante de la presencia de su gloria con gozo extremado.» Cristo presenta al Padre a los que ha rescatado con su sangre, diciendo: «Heme aquí a mí, y a los hijos que me diste.» «A los que me has dado los he guardado.» ¡Oh maravillas del amor redentor! ¡Qué dicha aquélla cuando el Padre eterno, al ver a los redimidos, considerará su imagen, la discordia del pecado desterrada, sus manchas quitadas, y a lo humano una vez más en armonía con lo divino! (CS:704-705)
Entonces los redimidos recibirán la bienvenida en el hogar que Jesús estuvo preparándoles…Se relacionarán con los que vencieron a Satanás y formaron caracteres perfectos por medio de la gracia divina. Todas las tendencias pecaminosas, todas las imperfecciones que los afligieron en la tierra han sido eliminadas por la sangre de Cristo, y se les imparte la excelsitud y resplandor de su gloria, que excede en mucho el fulgor del sol. Y la hermosura moral, la perfección del carácter de Jesús se refleja a través de ellos con mucho más brillo que el resplandor exterior. Están sin mancha ante el gran trono blanco, compartiendo la dignidad y los privilegios de los ángeles. (SC:131-132) (363)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*