13 de abril | Devocional: La fe por la cual vivo | Llenos de su justicia

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán hartos. Mateo 5:6.

“La justicia es santidad, semejanza a Dios; y ‘Dios es amor.’ Es conformidad a la ley de Dios, porque ‘todos tus mandamientos son justicia;’ y ‘el amor pues es el cumplimiento de la ley.’ La justicia es amor, y el amor es la luz y la vida de Dios. La justicia de Dios se incorpora en Cristo. Al recibirle a él, recibimos la justicia.

“No es por conflictos penosos ni por rudo trabajo, ni aun por dones o sacrificios, como se obtiene la justicia; sino que se concede gratuitamente a toda alma que tiene hambre y sed de recibirla. ‘A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad, y comed, … sin dinero y sin precio.’ ‘Su justicia de por mí, dijo Jehová.’ ‘Este será su nombre que le llamarán: Jehová,Justicia Nuestra.’

“No hay agente humano que pueda facilitar lo que satisfaga el hambre y la sed de justicia. Pero dice Jesús … ‘Yo soy el pan de vida; el que a mí viene nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.’ …

“Cuanto más conocemos a Dios, tanto más alto será nuestro ideal de carácter, y tanto más ansioso nuestro deseo de reflejar su imagen. Un elemento divino se une con lo humano cuando el alma busca a Dios, y el corazón anheloso puede decir: ‘Alma mía, en Dios solamente reposa; porque de él es mi esperanza.’

“El llamamiento continuo del corazón es, ‘Más de ti,’ y siempre viene la respuesta del Espíritu, ‘Mucho más.’”—El Discurso Maestro de Jesucristo, 23, 24.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*