12 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Por nada estés afanosa

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“No os acordéis de las cosas pasadas ni traigáis a la memoria las cosas antiguas”(Isa. 43:18, RVR 95).

 

Si pudieras adentrarte por el río Maici en la selva amazónica, tal vez llegarías a ver a los casi doscientos miembros de la tribu pirahá. Estos nativos brasileños, que viven en ocho aldeas a lo largo del Maici, hablan un idioma totalmente aislado, sin conexión con ninguna lengua actual. El pirahá tiene rasgos peculiares que han sido recogidos en una gramática por el lingüista estadounidense Daniel L. Everett. Entre los rasgos únicos de este idioma se encuentran dos: no existen formas verbales en pasado y no posee número gramatical.

Veamos la primera particularidad: no existen verbos en pasado. Esto, sin duda alguna, los debe de conectar a ellos tremendamente con el presente, con el aquí y ahora. Claro que una cosa es la lengua y otra la vida real, pero ¿te imaginas vivir de tal manera que lo que ha sucedido en el pasado queda tan atrás que ni siquiera encuentras las palabras para contarlo? Lo que importa realmente es el presente, y para vivirlo bien no nos ayuda estar repitiendo, por medio de palabras, aquello negativo que nos ha sucedido. “No os acordéis de las cosas pasadas ni traigáis a la memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz. […] Otra vez abriré camino en el desierto y ríos en la tierra estéril” (Isa. 43:18,19, RVR 95).

La segunda particularidad significa que no existen numerales (no tienen el concepto de contar), solo manejan los conceptos poco/pequeño y mucho/ grande. Tampoco distinguen entre singular y plural. Parece que, en su vida diaria, les da igual tener una moneda que diez. De hecho, fue el mismo profesor Everett quien les confirmó que estaban siendo engañados por otras gentes en sus tratos comerciales. ¿Te imaginas vivir de tal manera que no te preocupe tener mucho o poco? Dice la Biblia que “nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso” (1 Tim. 6:7,8, NVI), pero a algunas tribus nos cuesta más que a otras creérnoslo de verdad y vivir en consonancia.

Nos afecta demasiado el pasado y nos importa demasiado lo material. Así que, ¿qué te parece si hoy empezamos a trabajar para que ambas cosas marquen cada vez menos nuestro presente?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*