12 de mayo | Devocional: Recibiréis Poder | Al espíritu le gusta trabajar con los niños

Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe. Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. Mateo 18:2-6.

¡Oh, si queremos aprender de Jesús necesitamos lograr una clara percepción acerca de lo que debe ser hecho! Los manantiales de paz y gozo celestial abiertos en la mente del maestro por las mágicas palabras de la inspiración, llegarán a ser un poderoso río de influencia para bendecir a todos los que se relacionen con Dios. No piensen que la Biblia puede ser un libro tedioso para los niños. Orientados por un instructor que sea sabio, la obra será más y más deseable. Será para ellos el Pan de Vida que nunca se pone añejo. Hay en las Escrituras una frescura y belleza que atrae y encanta a los niños y jóvenes. Es semejante a los rayos del sol que, al brillar, además de iluminar también calientan la tierra sin agotarse. Gracias a las lecciones que contienen las historias y las doctrinas de la Biblia, los niños y jóvenes pueden aprender que todos los otros libros son inferiores a éste. Encontrarán en ellas una fuente de gracia y de amor.

El santo y educador Espíritu de Dios está en su Palabra. Una luz, una nueva y preciosa luz resplandece en cada página. La verdad es revelada allí, y en ella las palabras y expresiones brillan en forma apropiada para cada ocasión, como si la voz de Dios hablara al creyente.

Necesitamos reconocer al Espíritu Santo como nuestro iluminador. Al Espíritu le encanta dirigirse a los niños para ayudarlos a descubrir la hermosura de los tesoros de la Palabra de Dios. Las promesas hechas por el gran Maestro cautivarán sus sentidos, y el divino poder espiritual animará a los niños. Entonces crecerán y fructificarán al familiarizarse con los temas celestiales, que serán como una barricada contra las tentaciones del enemigo.—The General Conference Bulletin, 1 de abril de 1898.

========================

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*