12 de junio 2021 | Devoción Matutina para Jóvenes 2021 | Los que tienen corazón puro

“Dios bendice a los que tienen corazón puro, porque ellos verán a Dios” (Mat. 5:8, NTV).

Probablemente oíste hablar del armiño, un animal tan puro, que prefiere morir en la trampa que le tienden sus enemigos antes que manchar su costoso pelaje, como cuenta Enrique Chaij en su libro Había una vez un zoológico.
Por supuesto que él no es consciente del valor de su piel. Este pequeño animalito establece su madriguera en una zona disimulada, pero cuando los cazadores la encuentran, cubren de lodo su entrada para que él se enfrente a la decisión de mantenerse puro o perder la vida. Es interesante que, últimamente, este animal ya no sea tan cazado y se lo haya suplantado en cierta manera por el visón.
Es probable que, al ver tu pureza, otros también elijan pasarte por alto. Como cristianos nos vemos no solo ante la tentación de ser impuros y corromper nuestras mentes, sino ante el dolor del rechazo que muchas veces generan nuestras decisiones tan “radicales” para este mundo que busca la gratificación inmediata a cualquier costo.
Cuando Jesús habló de la pureza, no se refirió “únicamente a lo puro según el sentido con el que el mundo entiende la pureza -es decir, lo exento de sensualidad, limpio de concupiscencia-, sino puro en los motivos y propósitos ocultos del alma, libre de orgullo y egoísmo, humilde, generoso, como un niño” (El discurso maestro de Jesucristo, p. 28).
Pero si creíamos que con esto la vara nos había sido elevada un poco más, observemos qué dijo Jesús también: “Toda impureza de palabras o de pensamientos debe ser rehuida por aquel que quiera tener un claro discernimiento de la verdad espiritual. […] Únicamente el corazón abnegado, el espíritu humilde y confiado, verá a Dios como ‘misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en benignidad y verdad’” (El Deseado de todas las gentes, p. 270).
¡De nuestra pureza dependerá la forma en que veamos a Dios!
Hoy seguramente se presentarán varias situaciones que amenazarán tu pureza. Recuerda que las imágenes que entran a nuestra mente son mucho más difíciles de borrar después, por más que luego cambiemos el rumbo de nuestras acciones.
Cuidemos como la fortaleza más preciada las avenidas de nuestra alma. Así veremos a Dios…
Aprovecha este sábado para pensar qué “ayunos” visuales y auditivos puedes hacer para cuidar mejor tu “madriguera”.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*