12 de junio 2019 | Devoción Matutina para Adultos | Amar es donar

 

«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna» (Juan 3:16).

 

En muchos lugares, el día de hoy es dedicado para exaltar el amor.

Por eso, esta fecha puede ser una oportunidad para evaluar de qué manera estamos construyendo nuestras relaciones. La Biblia es fundamental en la tarea de edificar relaciones felices y resistentes a la prueba del tiempo. A pesar de no ser específico para matrimonios, el versículo de hoy puede ayudar a salvar noviazgos, matrimonios y otras relaciones personales.

Este pasaje de las Escrituras tiene un consejo y un recordatorio preciosos. El consejo: el amor es donar. El recordatorio: solo Dios es la fuente del amor verdadero.

Para Dios, amar de verdad es dar, no recibir. Alguien dijo una vez que “el amor verdadero es hacer feliz al otro, incluso aunque tú no formes parte de esa felicidad». Se trata justamente de eso. Amar no es salir beneficiado siempre, sino hacer feliz al otro y, en la felicidad de la otra persona, encontrar la felicidad propia.

Ese amor no es normal ni natural, solo viene de Dios. Él es la fuente. Él amó sin recibir ninguna retribución. Por eso, solo él es capaz de dar condiciones para amar y ofrecer, sin garantías ni reclamos. Es fácil entender esa realidad cuando comparamos los dos tipos de amor.

El primero es el amor altruista. Es el amor que da, que busca el bienestar del otro, que realiza las mayores acciones de solidaridad y también las más profundas expresiones de afecto. Es el amor de aquel que dio la vida en la cruz incluso cuando estaba siendo maltratado injustamente. Es el amor que perdona, tolera e intenta una vez más. Es el amor que no se rinde y cree que siempre puede haber una nueva oportunidad para ser feliz.

El segundo es el “amor» falso, egoísta. Es el sentimiento que desea recibir cada vez más. Reclama, exige, reivindica, critica. Es el “amor» del yo. El padre de ese sentimiento es el mismo que dijo: “Subiré al cielo; […] y seré semejante al Altísimo” (ver Isa. 14:12-14). Yo, yo, yo…

Para Elena de White: “Lo que causa división y discordia en las familias y en la iglesia es la separación de Cristo» (El hogar cristiano, p. 147). Cuando se deja a Dios de lado, el enemigo asume el mando, y los daños comienzan a aparecer. ¿Quieres tener una relación feliz? Busca al Señor y preocúpate por ofrecer y no por recibir. Dios siempre se ocupará del resto.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*