12 de julio | Devocional: Una religión radiante | Exaltar a Cristo

«¿Qué importa? Al fin y al cabo, y sea como sea, con motivos falsos o con sinceridad, se predica a Cristo. Por eso me alegro; es más, seguiré alegrándome». Filipenses 1:18, NVT

EL DEBER Y DELEITE de todo nuestro servicio ha de ser exaltar a Cristo delante de todo el mundo. Esta es la finalidad de toda labor legítima. Dejemos que Cristo aparezca; dejemos que el yo se oculte detrás de él — Testimonios para la iglesia, t. 9, p. 118.

El corazón del verdadero cristiano está imbuido de verdadero amor, de un vehemente deseo de persuadir a las almas. No ceja hasta hacer todo lo que está a su alcance para ir «a buscar y a salvar lo que se había perdido» (Luc. 19:10); dedica a ello tiempo y esfuerzo; no escatima ningún sacrificio. Tenemos que comunicar a todo el mundo la verdad que ha traído a nuestra propia alma tanta alegría y paz, y gozo en el Espíritu Santo.

Cuando alguien está verdaderamente convertido, y disfrutando del amor de Dios, siente que es su deber llevar el yugo de Cristo y actuar en armonía con el Señor. El Espíritu de Jesús descansa sobre él, revela el amor, la piedad y la compasión del Salvador, porque es uno con Cristo, y anhela llevar a otros a Jesús. Su corazón se conmueve profundamente al ver el peligro de las almas que están lejos de Cristo, y se preocupa por ellas sabiendo que tiene «que rendir cuentas a Dios» (Heb. 13: 17, RVC). Con exhortaciones y ruegos combinados con manifestaciones relativas a la seguridad de las promesas de Dios, trata de ganar a las almas para Cristo; y esto se registra en los libros de memoria. Así actúa un colaborador del Señor.— Testimonios para los ministros, cap. 4, p. 119.

«Esfuérzate por presentarte aprobado ante Dios como un trabajador que no tiene nada de qué avergonzarse y que enseña correctamente a poner en práctica el mensaje de la verdad. 2 Timoteo 2:15, PDT

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*