12 de julio 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Jonas Salk

“La esperanza se encuentra en los sueños, en la imaginación y en la valentía de quienes se atreven a convertir los sueños en realidad”.

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

 

«Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra»(2 Tim. 3:16,17).

 

De pequeño, te dieron una vacuna para prevenir una enfermedad llamada poliomielitis. El médico o la enfermera quizá te la haya dado como una inyección en la pierna y, si te dolió, lo siento mucho. Sin embargo, me alegro de que esa sea tu única experiencia con la poliomielitis.

Si nos remontamos a tiempos antiguos, la polio era la enfermedad más temida en Norteamérica. En 1952, más de 50 mil niños se contagiaron del virus de la polio, que debilitaba y paralizaba los músculos. Además de atacar los músculos de las piernas, a veces paralizaba los músculos necesarios para respirar. Cada año morían miles de niños, y decenas de miles quedaban discapacitados de por vida.

La gente se desesperaba por encontrar una cura. Entre ellos había un científico llamado Jonas Salle Siendo estudiante de secundario, Jonas era un perfeccionista que leía todo lo que encontraba. Le fue bien y comenzó la universidad a los quince años.

Cuando ingresó a la Facultad de Medicina, se le metió en la cabeza la idea de que quería ayudar a toda la humanidad, y no solamente a pacientes individuales. Eso lo llevó a investigar los virus. Aprendió que podía «matar» virus, de modo que no infectarían a una persona, pero sí harían que esa persona fuera inmune al virus en el futuro.

Luego de que Jonas terminó su carrera, le pidieron que ayudara con la plaga de la poliomielitis. Rápidamente aceptó. Comenzó a experimentar con monos, dándoles un virus «muerto» de la polio.

Él trabajó 16 horas todos los días de la semana durante varios años, probando sus ideas. Cuando se terminaron las pruebas y se anunció públicamente que estaba lista una vacuna segura contra la polio, sonaron las campanas de las iglesias en el país, las fábricas tuvieron momentos de silencio, las iglesias organizaron reuniones de oración, y los padres y los profesores lloraron de alegría.

Jonas creía que podía evitar la polio, y se esforzó para hacer que su sueño se hiciera realidad. Gracias a él, la poliomielitis está casi erradicada. Por supuesto, el mundo todavía tiene problemas. Así que, ¿cuál de ellos quieres resolver? Kim

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020



(340)

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*