12 de agosto | Devocional: En los lugares celestiales | El desarrollo del dominio propio

Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad. Proverbios 16:32.

Por medio de la fidelidad en las cosas pequeñas llegamos a ser centinelas en quienes se puede confiar. Guárdate cuidadosamente contra las pequeñas irritaciones. No permitas que acosen tu alma, y ganarás muchas victorias. Y cuando te sobrevengan tribulaciones más grandes, estarás preparado para resistir al enemigo valerosa y noblemente… Cada alma hereda ciertos rasgos anticristianos de carácter. Es obra grande y noble de toda la vida el mantener bajo control esas tendencias a la injusticia. Son las cosas pequeñas que cruzan nuestra senda las que probablemente nos hacen perder el poder del dominio propio.—Carta 123, 1904.
Mientras permanezcamos en el mundo, tendremos que arrostrar influencias adversas. Habrá provocaciones que probarán nuestro temple, y si las arrostramos con buen espíritu desarrollaremos las virtudes cristianas. Si Cristo vive en nosotros, seremos sufridos, bondadosos y prudentes, alegres en medio de los enojos e irritaciones. Día tras día y año tras año iremos venciéndonos, hasta llegar al noble heroísmo. Esta es la tarea que se nos ha señalado; pero no se puede llevar a cabo sin la ayuda de Jesús, sin ánimo resuelto, sin propósito firme, sin continua vigilancia y oración. Cada cual tiene su propia lucha. Ni siquiera Dios puede ennoblecer nuestro carácter ni hacer útiles nuestras vidas a menos que lleguemos a ser sus colaboradores. Los que huyen del combate pierden la fuerza y el gozo de la victoria.
No necesitamos llevar cuenta de las pruebas, dificultades, pesares y tristezas, porque están consignadas en los libros, y no los olvidará el Cielo.—El Ministerio de Curación, 387, 388.
Dios … conoce qué necesita cada uno. Si se lo pides, seguramente te dará poder para resistir el pecado. Tu fe se incrementará y darás evidencia a otros del poder sostenedor de Dios.—Carta 123, 1904.

DEVOCIONAL: EN LOS LUGARES CELESTIALES
Elena G. de White

(349)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*