11 de Octubre | La maravillosa gracia de Dios | Elena G. de White | Por medio de la fe sencilla

La gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús. 1 Timoteo 1:14.

Tenéis el privilegio de crecer siempre en la gracia, avanzando en el conocimiento del amor de Dios, si conserváis la dulce comunión con Cristo, de la cual podéis disfrutar. Con la sencillez de una fe humilde pedid al Señor que abra vuestro entendimiento, para que podáis discernir y apreciar las preciosas cosas que hay en su Palabra. Así creceréis en la gracia, creceréis en una fe sencilla y confiada…
Aseguraos de que vuestra vida espiritual no se empobrece, no se enferma y no se hace ineficaz. Hay muchos que necesitan las palabras y el ejemplo de un cristiano. La debilidad y la indecisión provocan los asaltos del enemigo, y cualquiera que deja de crecer espiritualmente en el conocimiento de la verdad y de la justicia, con frecuencia será vencido por el enemigo.— Nuestra Elevada Vocación, 281.
La fe genuina siempre obra por el amor. Cuando contempláis el Calvario no debéis hacerlo para tranquilizar vuestras almas en el no cumplimiento del deber, ni prepararos para dormir, sino para crear fe en Jesús, fe que ha de obrar purificando el alma del cieno del egoísmo. Cuando nos aferramos de Cristo por fe, nuestra obra recién comienza. Todo hombre tiene hábitos corrompidos y pecaminosos que deben ser vencidos por medio de una lucha vigorosa. A cada alma se le requiere que libre el combate de la fe. Si alguien es seguidor de Cristo no puede usar un lenguaje áspero. No puede estar lleno de pomposidad y estima propia. No puede ser despótico ni usar palabras duras de censura y condenación.—The S.D.A. Bible Commentary 6:1111.
Que la fe, como la palmera, introduzca sus penetrantes raíces por debajo de lo visible para obtener refrigerio espiritual de las fuentes vivas de la gracia y la misericordia de Dios. Hay una fuente de aguas que surge para vida eterna. Debéis obtener vuestra vida de esta fuente oculta. Si os despojáis del egoísmo y fortalecéis vuestras almas mediante constante comunión con Dios, podéis promover la felicidad de todos aquellos que se relacionan con vosotros.—Testimonies for the Church 4:567.

DEVOCIONAL LA MARAVILLOSA GRACIA DE DIOS
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*