11 de noviembre 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Benito Juárez

 

Así que, si el Hijo los hace libres, ustedes son verdaderamente libres. Juan 8:36.

 

Una brisa suave que descendía de la montaña formaba pequeñas olas sobre la superficie del lago y tiraba del sombrero de paja de Benito. Se acomodó el poncho alrededor de su cuerpo delgado y cobrizo. Su tarea era vigilar el rebaño de ovejas de su tío, mientras pastaban apaciblemente en la colina. Sus ojos oscuros recorrían cada arbusto para detectar algún movimiento que Indicara peligro para las ovejas. Mientras existieran culebras y leones monteses, el rebaño no estaría libre de peligros.

En la cercanía, las veinte chozas de adobe del pueblecito de Guelatao reflejaban el calor del sol del atardecer. La aldea estaba conformada por parientes y amigos que trabajaban el campo, todos zapotecas, orgullosos de su raza. Por las noches, se sentaban alrededor de una fogata y contaban historias antiguas, previas a la llegada de los españoles. Mientras existieran soldados extranjeros en su país, su pueblo no sería libre.

¡Libertad! Con ella soñaba el joven Benito mientras cuidaba del rebaño y contemplaba la aldea cercana. Debía hacer algo para mejorar su vida y la de su pueblo.

-No podrás hacer nada a menos que tengas una educación -le decía su tío-. Debes Ir a la ciudad y trabajar para los extranjeros. Debes aprender su Idioma e Ir a sus escuelas.

Así que, un día, Benito emprendió el viaje de 112 kilómetros desde su casa en las montañas hasta la ciudad de Oaxaca, con sus numerosas Iglesias y mucha gente extraña. Aprendió español y estudió leyes, y cuando llegó el tiempo de guiar a su pueblo a la libertad, Benito estaba preparado. El pequeño pastorcillo llegó a ser el presidente de México, y un héroe nacional.

Pero en México, así como en todo el mundo, todavía existen esclavos, gente prisionera de sus propias pasiones y deseos. El alcohol tiene muchas ligaduras. Las drogas mantienen a otros encadenados. Miles de personas están atrapadas por hábitos malignos.

Dios necesita gente joven y valiente, igual que Benito Juárez, en cada país. Jóvenes que salgan en el nombre de Jesús para libertar a sus semejantes del poder de Satanás. ¿Estarás dispuesto a ser esa clase de revolucionarlo?

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*