11 de marzo 2019 | Devoción Matutina para Jóvenes | Creacionismo

Pregunta ahora a las bestias, y ellas te enseñarán. Job 12:7.

Mi tío Tomás era un vaquero y comerciante de ganado muy conocido en el pueblo. Amaba las carreras de caballos. La última vez que lo visité pude ver al Príncipe, un precioso caballo de carreras.

Pero mi tío Tomás tenía otro caballo ejemplar. No era un caballo de carreras, sino de trabajo: “El blanco”. A veces mi tío tenía que llevar un par de vacas desde el campo hasta el corral de su casa; entonces utilizaba sus dos caballos vaqueros, y otro jinete lo ayudaba. Cuando no tenía ayudante, mi tío arreaba una res montando un caballo, ataba a la otra vaca a la cola del otro caballo, «El blanco”, y los echaba por delante.

Cuando veíamos que el caballo blanco venía jalando la vaca, sabíamos que mi tío Tomás andaba cerca. A medida que el caballo recorría el pueblo, los carros se detenían para verlo pasar. “El blanco» cruzaba las vías del tren, y llevaba la vaca hasta la casa de mi tío. Ahí recibía su dosis de pastura.

Los animales son una creación menor. Forman parte de la cadena ecológica, y todos son útiles para preservar la vida. Por ejemplo, sin abejorros no habría frutas, granos y verduras en tu mesa, pues ellos polinizan las plantas. Las mariposas, las abejas, y aun las moscas también polinizan. “Las moscas voladoras son los caballos de batalla del huerto, donde polinizan una variedad de cultivos de frutas como manzanas, peras, cerezas, ciruelas, albaricoques, melocotones, fresas, frambuesas y moras”.

Si no hay avispas, no hay higos. Las moscas hover contribuyen al control de plagas. Si te gusta el chocolate, dale las gracias a un tipo de mosquito que poliniza la flor del cacao. Por su parte, la polilla poliniza las orquídeas y la yuca.

Todos los animales tienen alguna utilidad, como «El muñeco”, el burro de mi padre. Cierta vez mi padre andaba trabajando su tierra y de pronto comenzó a ver doble a causa de la diabetes. Llamó al burro y este lo llevó a casa. «El Muñeco» recorrió varios kilómetros entre campos de cultivo, vadeó un arroyo, cruzó la carretera nacional 145, y lo llevó hasta la casa.

La existencia de animales tan hermosos y tan valiosos nos habla de una creación con propósito. Adoremos a su divino Creador.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2019

VOLANDO ALTO – VALORES

Lecturas devocionales para Jóvenes 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*