11 de julio 2019 | Devoción Matutina para Damas | Más allá de las tinieblas (Helen Keller)

Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. Mateo 10:8.

¿Como puede una persona ser activista social, educadora, conferenciante y periodista, sin ver, escuchar y, al hablar, hacerlo con mucha dificultad? Ese fue el caso de Helen Keller. Nació viendo y oyendo, comenzó a hablar a los seis meses y a caminar al año, pero desarrolló una enfermedad conocida entonces como “fiebre cerebral», y como resultado quedó ciega y sorda. Algunos creen que pudo haber sido meningitis o fiebre escarlata.

No obstante, sus limitaciones físicas y la repercusión emocional natural en estos casos, Helen Keller se distingue por su trabajo profesional y su participación en la misión en favor de los discapacitados, tanto sordos como ciegos.

Creo que Helen, a pesar de ser ciega, pudo ver más allá de lo que el ojo humano puede lograr. Escribió doce libros incluyendo una autobiografía. Conoció a grandes personajes tal como a los presidentes Dwight Eisenhower, Calvin Coolidgey Lyndon Johnson; al escritor MarkTwain, al filántropo Andrew Carnegie, y a los inventores Thomas Edison y Alexander Graham Bell, quien dijo que fue más agradable trabajar con los sordos que inventar el teléfono. De acuerdo a Mark Twain, Helen Keller y Napoleón Bonaparte fueron las personas más interesantes que surgieron del siglo XIX.

Hoy quisiera dejar contigo la idea de que no solo se puede ver con los ojos. Se puede ver con las manos, el olfato, la imaginación y el corazón. Tal como lo ejemplifica Helen Keller, podemos ser personajes distinguidas por el mero hecho de serlo, o ser reconocidas por nuestro aporte al bienestar de los demás. Podemos ser capaces de ver la pobreza, la angustia, la ansiedad y la agitación en el corazón de los que nos rodean cuando aparentan felicidad y bienestar. Podemos ser sensibles al grito de angustia, al clamor por ayuda, a la súplica silenciosa que ruega por una mano amiga, cuando otros parecen inconcientes de la necesidad ajena.

Bajo la dirección de Dios, podemos ver más allá de las tinieblas que rodean a nuestro mundo y compartir con la gente un mensaje de fe y esperanza. Salgamos hoy, amiga, a enfrentar al mundo con una nueva visión. –SS

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2019

HIJAS DEL REY

Diane de Aguirre (Compiladora)

Lecturas Devocionales para Mujeres 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*