10 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | Virtudes del carácter

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8).

Si hay un tema que debiera ocupar nuestros pensamientos es el tema de las virtudes. Este tema promovido ancestralmente por el cristianismo ha sido adoptado como objeto de estudio de la psicología positiva. Martín Seligman y Christopher Peterson, pioneros en este campo, señalan que las virtudes son rasgos o características positivas del carácter. Representan disposiciones valoradas universalmente, que se pueden adquirir, fomentar o perfeccionar, e implican el ejercicio de la voluntad y la capacidad de elección. Estos autores identificaron seis virtudes principales, reconocidas en todas las culturas. Se trata de la sabiduría y el conocimiento, el coraje, la humanidad, la justicia, la templanza y la trascendencia. Estas virtudes, se manifiestan a través de cualidades más específicas, denominadas fortalezas del carácter. Así, la virtud de la trascendencia, se manifiesta a través de la espiritualidad, la esperanza y la gratitud; y la virtud de la templanza a través de la prudencia, la humildad, el dominio propio y el perdón. ¿Sabías que el desarrollo de las fortalezas se asocia con mayores niveles de bienestar y felicidad? ¿Sabías que el perdón se relaciona con la satisfacción con la vida?

Investigadores del Departamento de Psicología Aplicada de la Universidad estatal M.A.O. en Lahore (Pakistán), realizaron un estudio para evaluar la importancia de la manifestación del perdón sobre el bienestar subjetivo y la calidad de vida. Los resultados indicaron que la mayoría de los participantes conocía la importancia del perdón para la vida cotidiana. La práctica de perdonar les había producido efectos positivos en su personalidad, y ello había contribuido para aumentar el bienestar subjetivo y mejorar, consecuentemente, su calidad de vida. Entre los efectos beneficiosos del perdón, se encontraron el aumento de la felicidad y los sentimientos positivos, una mayor relajación y una interacción social más positiva.

Cada día, mayor evidencia científica demuestra que es posible aumentar el bienestar y la felicidad si permitimos que el perdón sea habitual en nuestra vida. “Esto practiquen, y el Dios de paz estará con ustedes”, dice Filipenses 4:9 (NBLH). No obstante, el verdadero perdón, aquel que proviene de un corazón transformado, es posible si combinamos el ejercicio de la voluntad con el poder de Dios. Solo con su ayuda podemos hacer efectivo un cambio profundo y duradero.

Busca hoy su compañía y pídele sabiduría para aprovechar toda oportunidad para desarrollar un carácter virtuoso en el que el perdón sea una importante fortaleza.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*