10 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Elena G. de White

“Nada tiende más a fomentar la salud del cuerpo y del alma que un espíritu de agradecimiento y alabanza”.

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

“Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente” (Col. 3:23, NTV).

Las cosas no andaban bien para Truman Everts. Se había unido a la expedición de 1870 para explorar la zona extraña y vaporosa que llegaría a ser el Parque Nacional de Yellowstone.
En su primer mal día, perdió el rastro de su grupo mientras viajaban por un bosque de pinos. Al principio, no se preocupó demasiado. Sin embargo, al ponerse el sol, él y su caballo todavía estaban solos en la naturaleza, por lo que se puso un poco nervioso. Pero, continuó avanzando por el bosque.
El día siguiente continuó mal: se bajó del caballo para explorar a pie, sin preocuparse por atar las riendas a un árbol. El caballo desapareció, junto con las mantas, armas y fósforos de Truman.
Se acercaba el clima frío y no tenía nada que lo ayudara a sobrevivir. Nada salvo unos pequeños binoculares. Luego de varios días, se le ocurrió usar las lentes para encender una fogata. Una noche, durmiendo cerca de la fogata, sus manos terminaron en el fuego y se quemó.
EL aguanieve y La nieve amenazaban con congelarlo, pero sobrevivió acostándose en el suelo tibio al lado de las fuentes termales. Una vez, se acercó tanto aun géiser que se quemó seriamente el muslo. Truman siguió como podía, y sobrevivió comiendo las raíces de un cardo, que luego recibió su nombre.
Mientras, sus amigos ofrecieron seiscientos dólares a quien pudiera encontrar a Truman. Dos hombres de Montana salieron a buscarlo. Lo divisaron gateando por el suelo como un animal. Sus dedos parecían garras, y se Le veía el hueso por la quemadura en su cadera. Pesaba solo 25 kilos. Había estado perdido por 37 días. Uno de los hombres lo comenzó a recuperar de la inanición, mientras que el otro caminó 120 kilómetros en busca de ayuda.
¿Obtuvieron los hombres el dinero de la recompensa? Bueno, no, porque Truman pensó que podría haber llegado a la civilización sin su ayuda. Suena un poco desagradecido, ¿verdad?
Quizás hoy sería un buen momento para recordar cuando Dios te rescató de una situación peligrosa o te ayudó a pasar por una experiencia difícil. Dale gracias por esa vez que te puso fuera de peligro. Kim

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020
UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*