10 de junio | Devocional: En los lugares celestiales | No haya consorcio con el mundo

¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Santiago 4:4.

Cristo y el mundo no están en sociedad. El apóstol dice: “¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? …” La conformidad con el mundo nunca será el medio para convertir el mundo a Cristo. Los cristianos deben ser enteramente consagrados a Dios si la iglesia ha de ser eficiente en su influencia para bien sobre los incrédulos. La menor separación de Cristo significa la misma cantidad de influencia, poder y eficiencia que se dan al enemigo.—The Review and Herald, 23 de agosto de 1892.
Un cristiano, según las Escrituras, es una persona que está separada del mundo en sus propósitos y prácticas y que está unido a Cristo—un poseedor de la paz que sólo Cristo puede dar, que halla que el gozo del Señor es su fuerza y que su gozo es completo. Los cristianos no dejarán que el mundo perezca sin ser advertido, sin hacer esfuerzos para rescatar a los perdidos… Los que realmente aman a Cristo velarán por cada oportunidad para emplear los medios de que dispongan para hacer el bien y en seguir el ejemplo de las obras de Cristo. No cederán a la tentación de hacer alianzas con el mundo. No se unirán a sociedades secretas ni intimarán con incrédulos. Pero los que no están plenamente del lado de Cristo están en extenso grado controlados por las máximas y las costumbres del mundo…
Los hijos de Dios estarán firmes del lado de la justicia bajo cualquier circunstancia. No han de ser engañados por los que tienen la mente y el espíritu del mundo, ni se unirán con ellos en espíritu o en prácticas…
Dios tiene testigos fieles que no intentan hacer lo que Cristo calificó de imposible—o sea, tratar de servir a Dios y a Mammón a la vez. Son luces brillantes entre las tinieblas espirituales del mundo.—The Review and Herald, 4 de diciembre de 1894.

DEVOCIONAL: EN LOS LUGARES CELESTIALES
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*