10 de diciembre | Una religión radiante | Elena G. de White | Trabajo y esfuerzo de la máxima utilidad

«Nunca dejen de creer en el mensaje que da vida. Así, yo podré estar orgulloso de ustedes el día que Cristo vuelva, y sabré que mi trabajo y mis esfuerzos no fueron inútiles». Filipenses 2: 16, TIA

TODOS LOS QUE HAN LLEVADO CON JESÚS la cruz del sacrificio, compartirán con él su gloria. El gozo de Cristo, en su humillación y dolor, consistía en saber que sus discípulos serían glorificados con él. Son el fruto de su sacrificio propio. El desarrollo de su propio carácter y espíritu en ellos es su recompensa, y será su gozo por toda la eternidad. Este gozo lo comparten ellos con él a medida que el fruto de su trabajo y sacrificio se ve en otros corazones y vidas. Son colaboradores con Cristo, y el Padre los honrará como honra a su Hijo.— El Deseado de todas ¡as gentes, cap. 68, p. 592.

Los redimidos encontrarán y reconocerán a aquellos que llevaron a los pies de la cruz. ¡Qué bendición será poder recordarlo en sus conversaciones! […]

¡Qué inmensa alegría reinará cuando estos redimidos encuentren y saluden a los que lLevaron cargas en su favor! ¡Y cómo vibrarán exultantes los corazones de los que no vivieron para agradarse a sí mismos, sino para heneficiar a los desdichados que tienen tan pocas bendiciones! En ellos se cumplirá la promesa: «Serás bienaventurado, porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos» (Luc. 14: 14).— Obreros evangélicos, pp. 535-536, adaptado.

«Ellos serán llamados “‘Pueblo Santo” , “Redimidos del Señor”, y a ti te llamarán “Ciudad Deseada”, y “No desamparada”». Isaías 62: 12, KVC

 

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*