1 de septiembre 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Elena G. de White

“Al tomar nuestra naturaleza, el salvador se vinculó con la humanidad por un vínculo que nunca se ha de romper”

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

 

“Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14).

 

“Quiero saber cómo es ser salvaje”, dice Charles Foster al comienzo de su libro Ser una bestia. Él estudió acerca de los animales desde su niñez y llegó a ser veterinario. Pero conocer todas las características de un animal no te revela cómo es ser ese animal.

Charles decidió que no había nada más que hacer que intentar vivir como una bestia salvaje. Le pidió a un amigo con retroexcavadora que cavara un hueco en el campo galés. Entonces, él y su hijo de ocho años se mudaron allí, simulando ser tejones en una madriguera. Dormían durante el día y salían de noche, gateando por el pasto como omnívoros de patas cortas. Olían el suelo y aprendieron a distinguir por el olfato los rastros de topillos y ranas, y hasta a ubicarse por el olor particular de distintos árboles.

Los tejones comen mayormente gusanos, así que Charles y su hijo, Tom, comían gusanos, tanto cocidos como crudos. “Cuando te metes un gusano en la boca… este busca los huecos entre los dientes”, escribió Charles. Tom masticó un saltamontes y una vez un ciempiés lo mordió… en la lengua.

Vivieron así por seis semanas, desarrollando sentidos que nunca habrían usado en la vida civilizada. Llegaron a asemejarse más a animales del bosque que quizá cualquier otra persona de Gran Bretaña, pero Charles igual sintió que todavía estaba muy lejos de experimentar lo que significa vivir como un tejón.

Si bien Charles fracasó, hubo Alguien que tuvo éxito en convertirse en una criatura diferente. El Hijo de Dios realmente se hizo humano. Él supo lo que era tener hambre y sed, y estar cansado. Probablemente, hasta supo lo mal que uno se siente al tener una gastroenteritis.

Si alguna vez te preguntas si Dios realmente se preocupa por nosotros, recuerda que bajó a esta Tierra e hizo su madriguera al lado de nosotros. Nos amó tanto que llegó a ser nosotros. Kim

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*